Enlaces para accesibilidad

Vinculan a gobierno de Honduras con crímenes de ambientalistas

  • AP

Berta Cáceres, ganadora del prestigioso premio ambiental Goldman, por dirigir las protestas contra un proyecto hidroeléctrico en las ancestrales tierras de su pueblo Lenca, fue asesinada en marzo de 2016. 

Global Witness, una organización londinense exhortó a EE.UU., la Unión Europea y organizaciones financieras internacionales a reconsiderar la ayuda a Honduras.

Una organización internacional defensora de derechos humanos vinculó a políticos y empresarios hondureños con la violencia contra defensores del medio ambiente y de la tierra.

Global Witness, con sede en Londres, indica en un informe publicado el martes que varias docenas de hondureños vinculados al gobierno, al ejército y a la industria están implicados en ataques contra activistas y actos de corrupción.

"Los beneficiarios de la corrupción son la élite política y empresarial que usa medios criminales para aprovecharse de los recursos naturales del país, y con el apoyo de fuerzas del estado, aterroriza y mata a quienes se atreven a ponerse en su camino", dijo Billy Kyte, un miembro senior de Global Witness.

La oficina de la presidencia prometió una respuesta al informe en las próximas horas.

Global Witness dice que Honduras es el país más peligroso del mundo para los defensores del medio ambiente. Más de 120 de ellos han sido asesinados allí desde 2010.

Entre las víctimas están Berta Cáceres, ganadora del prestigioso premio ambiental Goldman, por dirigir las protestas contra un proyecto hidroeléctrico en las ancestrales tierras de su pueblo Lenca.

Cáceres fue asesinada el 3 de marzo de 2016, por hombres armados que ingresaron por la fuerza a su vivienda en medio de la noche.

"Nuestras investigaciones muestran que los crímenes contra los defensores de los derechos humanos y el medio ambiente son un mal endémico que hace daño al país y está arraigado en la corrupción y la impunidad", dijo Kyte.

El informe exhorta a Estados Unidos a considerar su respaldo financiero a la industria hondureña, así como a la policía y el ejército nacional, los cuales dice, "están fuertemente implicados en la violencia contra activistas ambientales y de la tierra".

Global Witness también instó a la Unión Europea y a las organizaciones financieras internacionales a reconsiderar su apoyo financiero a Honduras.

Ben Leather, otro integrante de Global Witness, dijo que la comunidad internacional es "cómplice" de la degradación de derechos humanos en Honduras.

XS
SM
MD
LG