Enlaces para accesibilidad

Médicos nicaragüenses denuncian despidos y amenazas de muerte


Médicos despedidos en Nicaragua por razones políticas
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:34 0:00

Recientemente los médicos despedidos realizaron una protesta en Managua para demandar al Estado de Nicaragua su reintegro laboral a los hospitales públicos del país.

Durante más de un año del conflicto sociopolítico en Nicaragua, 405 médicos han sido despedidos de hospitales públicos, según contabilizan representantes de la organización local Unidad Médica Nicaragüense, quien aduce que la decisión de las autoridades es por razones políticas.

José Luis Borge, presidente de esta asociación, explicó a la Voz de América que el gobierno del presidente Daniel Ortega, a través del Ministerio de Salud, ordenó despedir a los médicos como represalia por brindar asistencia a los estudiantes durante los momentos más duros de la represión gubernamental.

“Se formaron en distintos lugares del país, clínicas clandestinas, muchas de ellas estaban ubicadas en las mismas universidades. Cuando esto sucede, el gobierno a través del Ministerio de Salud empieza a hacer despidos de médicos que participan y que ellos identificaron”, detalló Borge.

Durante el conflicto sociopolítico, dos estudiantes de medicina que estaban a pocos meses de graduarse de la universidad, murieron durante los momentos más violentos de la represión. Además, cinco médicos estuvieron en prisión por varios meses acusados de cometer actos terroristas.

“Producto del asedio, 76 médicos han sido forzados al exilio, de ellos 54 están en Costa Rica, 19 en Estados Unidos y 4 están en Europa. Sin embargo, hay otros que están siendo amenazados por paramilitares en sus casas”, relató José Luis Borge desde una casa de seguridad.

Recientemente los médicos despedidos realizaron una protesta en Managua para demandar al Estado de Nicaragua su reintegro laboral a los hospitales públicos del país. Sin embargo, no recibieron ninguna respuesta de las autoridades sanitarias del país centroamericano.

Ante estos señalamientos contra el sistema de salud, el diputado y sindicalista Luis Barbosa expresó a la VOA que los médicos no fueron despedidos por razones políticas sino administrativas. Según el legislador, los galenos abandonaron sus centros laborales y se fueron a las barricadas que mantenían los manifestantes que protestaban contra el gobierno.

“Estos médicos dicen que estuvieron en los tranques atendiendo a heridos. Quiere decir que no estaban en sus puestos laborales. Si vos abandonas tu puesto de trabajo en cualquier lugar te sancionan”, explicó Barbosa.

Como una medida para subsistir, algunos médicos trabajan de forma clandestina brindando atenciones hospitalarias a manifestantes excarcelados. Mientras tanto continúan sus denuncias ante organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, quien ha exhortado al Estado de Nicaragua a respetar los derechos laborales de los médicos.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG