Enlaces para accesibilidad

May viaja el miércoles a Bruselas para más conversaciones sobre el Brexit


Jean-Claude Juncker, a la derecha, se prepara para dar la mano a la primera ministra británica, Theresa May, antes de su reunión en la sede de la Comisión Europea en Bruselas, Bélgica. Foto de archivo.

La primera ministra británica, Theresa May, se reunirá el miércoles con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para abordar la situación del Brexit, anunció este martes el ejecutivo comunitario.

“El presidente Juncker se reunirá con la primera ministra británica Theresa May aquí en Bruselas (…) mañana a las 18H30 (17H30 GMT)”, anunció en rueda de prensa el vocero de la Comisión, Margaritis Schinas.

Schinas agregó que "la UE27 no reabrirá el acuerdo de retiro", una condición en la que muchos legisladores británicos insisten antes de respaldar un acuerdo para que Gran Bretaña abandone el bloque el 29 de marzo.

Lea también: Funcionario de la UE molesto por falta de progreso de Brexit.

El objetivo de la reunión es “hacer balance de la situación actual del Brexit”, tuiteó la vocera comunitaria Mina Andreeva.

El Reino Unido debe abandonar la Unión Europea (UE) el próximo 29 de marzo, pero la ‘premier’ británica intenta que el Parlamento apoye el acuerdo de divorcio, para lo cual intenta arrancar concesiones a los europeos.

May se aferra al mandato de Westminster que le urgió a lograr un “cambio jurídicamente vinculante” en los términos de la salvaguarda ideada para evitar una frontera dura (para bienes) entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte, que cristaliza su rechazo.

Sin embargo, los europeos se niegan a reabrir el acuerdo de divorcio, al que los mandatarios del bloque dieron su visto bueno en noviembre y que requiere la ratificación del Parlamento británico y la Eurocámara para entrar en vigor.

Las objeciones de los legisladores del Reino Unido se centran en la disposición para la frontera entre Irlanda del Norte (que pertenece al Reino Unido), e Irlanda. El mecanismo, conocido como respaldo, es una salvaguarda que mantendría al Reino Unido en una unión aduanera con la UE para eliminar la necesidad de chequeos a lo largo de la frontera irlandesa hasta que se establezca una nueva relación comercial permanente.

May quiere cambiar el lenguaje del acuerdo para asegurarse de que una disposición para garantizar una frontera irlandesa abierta después de Brexit solo se aplique temporalmente. Su gobierno dice que el secretario del Brexit, Stephen Barclay, y el jefe de negociaciones de la UE, Michel Barnier, han mantenido conversaciones "productivas" sobre el respaldo.

Vea: Primera ministra británica Theresa May prometió entregar el Brexit a tiempo.

El negociador europeo, Michel Barnier, reiteró de nuevo este mensaje el lunes al ministro británico para el Brexit, Stephen Barclay, así como que la UE “no puede aceptar limitar el tiempo de la salvaguarda o una retirada unilateral”, explicó Margaritis.

El vocero comunitario anunció también nuevas conversaciones esta semana “para ver si se puede encontrar una vía que cuente con el apoyo más amplio posible en el parlamento de Reino Unido”.

Pero la UE se niega a ceder y dice que el acuerdo de Brexit, legalmente vinculante, de 585 páginas es un documento de "tómalo o déjalo". El bloque está dispuesto a discutir otras formas de encontrar un compromiso, pero ha desafiado a Londres para que presente propuestas concretas.

Schinas dijo que las conversaciones de esta semana buscan "ver si se puede encontrar un camino que gane el mayor apoyo posible en el parlamento del Reino Unido, y respete las directrices acordadas" por las naciones de la UE.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG