Enlaces para accesibilidad

Trump busca clarificar propuesta de dar armas a profesores


Desde la izquierda el estudiante Jonathan Blank de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, Julia Cordover, presidente del cuerpo de estudiantes de la escuela y el presidente Donald Trump, participan en una sesión con estudiantes y profesores en la Casa Blanca, el miércoles, 21 de febrero de 2018.

El presidente Donald Trump buscó clarificar su idea de dar armas a los educadores en los salones de clase para disuadir tiroteos en las escuelas, diciendo que quiere ver la posibilidad de dar "armas ocultas a profesores adeptos a las armas con experiencia militar o entranamiento especial".

Un día después del intercambio en la Casa Blanca con estudiantes y padres que han sido afectados por tiroteos en escuelas, Trump dijo en Twitter que el 20%, los mejores profesores, podrán hacer disparos inmediatamente “si hay un loco salvaje fuera a una escuela con malas intenciones”.

Nunca dije “dar armas a los profesores” como fue expresado en las noticias falsas CNN & NBC. Lo que dije fue mirar la posibilidad de dar “armas ocultas a profesores adeptos a las armas con experiencia militar o entrenamiento especial, solo los mejores, un 20% de los profesores podrían hacerlo.

Fotógrafos presentes en la reunión captaron la tarjeta que sostuvo Trump en sus manos durante parte de la reunión en la que no se comprometió a más que “ser muy fuertes” en las verificaciones de antecedentes y la salud mental de las personas y en la que su sugerencia más destacada fue la de armar a los maestros y otros empleados escolares para ayudar a prevenir futuros ataques, una idea impulsada por la poderosa Asociación Nacional del Rifle, NRA.

Preguntas preparadas para el presidente.
Preguntas preparadas para el presidente.

La tarjeta, con membrete de la Casa Blanca, incluía al menos cinco recordatorios. El quinto, el apunte que no debía olvidar enfatizar: “Los escucho”.

Los otros, algunos de los cuales no se ven completos en las fotos, dicen, en su orden “1: ¿Qué es lo que más quisieran que supiera de su experiencia?”, “2. Qué podemos hacer para ayudarles a sentirse seguros?”, un tercer punto sobre efectividad que no es completamente visible, y “4. ¿recursos?¿ideas?”.

Durante la sesión televisada Trump habló extensamente sobre cómo unos maestros y guardias de seguridad armados podrían asustar a posibles atacantes y evitar más muertes.

“Si tuvieras un profesor (...) que fuera experto en armas de fuego, podrían terminar el ataque muy rápido”, dijo, aunque reconoció que la propuesta era controvertida. Algunos de los participantes en la reunión indicaron su apoyo, mientras que otros se opusieron.

Mark Barden, cuyo hijo fue asesinado en el tiroteo de Sandy Hook Elementary School en el 2012 en Connecticut, dijo que su esposa, Jackie, una profesora, “les dirá que los maestros de escuela cuentan con responsabilidades más que suficientes en este momento para tener que cargar con la increíble responsabilidad de una fuerza letal que puede quitar una vida”.

Trump, al igual que muchos republicanos, ha defendido el derecho a portar armas que está contemplado en la Constitución de Estados Unidos y fue respaldado por la NRA durante su campaña del 2016.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG