Enlaces para accesibilidad

Sessions deroga medida que facilitó compra legal de marihuana


En esta foto del 29 de diciembre de 2017, se ve marihuana de múltiples variedades en el dispensario KindPeoples en Santa Cruz, California.

WASHINGTON (AP) _ El fiscal general Jeff Sessions rescindió una política de la era Obama que allanó el camino para que florezca la marihuana legalizada en estados de todo el país, creando una nueva confusión sobre la aplicación de la ley y el uso de la droga apenas tres días después de que entró en vigencia una nueva ley de legalización en California.

El Secretario de Justicia del presidente Donald Trump anunció el cambio el jueves. En lugar de la anterior indulgente política federal de cumplimiento de la ley, la nueva postura de Sessions permitirá a los fiscales federales donde la marihuana es legal decidir cuán agresivamente hacen cumplir la ley federal que la prohíbe.

El plan de Sessions provocó una fuerte objeción inmediata por parte del senador republicano Cory Gardner de Colorado, uno de los ocho estados que legalizaron la marihuana para uso recreativo.

Gardner dijo en un tuit que el Departamento de Justicia "ha pisoteado la voluntad de los votantes" en Colorado y otros estados. Dijo que la acción contradecía lo que Sessions le había dicho antes de que el fiscal general fuera confirmado y que estaba preparado "para tomar todas las medidas necesarias'' para luchar contra la acción, incluyendo el retener la confirmación de los nominados del Departamento de Justicia.

Steven Whitt abre el restaurante Frosty Freeze que dirige junto a su esposa en Sandy Hook, Kentucky, el miércoles 13 de diciembre de 2017.
Steven Whitt abre el restaurante Frosty Freeze que dirige junto a su esposa en Sandy Hook, Kentucky, el miércoles 13 de diciembre de 2017.

Sessions rescindió la política del Departamento de Justicia del presidente Barack Obama, que ha prohibido en general a las autoridades federales interferir con las ventas de marihuana en los estados donde la droga es legal.

"Al decidir qué actividades de marihuana procesar según estas leyes con los recursos limitados del Departamento, los fiscales deben seguir los principios bien establecidos que rigen todos los enjuiciamientos federales", considerando la gravedad del crimen y su impacto en la comunidad, escribió Sessions en un memo de una página a los fiscales federales de la nación.

La decisión del fiscal general de Trump seguramente aumentará la confusión acerca de si está bien cultivar, comprar o usar marihuana en los estados donde la droga es legal.

Ocurre justo después de que se abrieron tiendas en California, lanzando lo que se espera se convierta en el mayor mercado mundial de marihuana recreativa legal y cuando según las encuestas la mayoría de los estadounidenses cree que la droga debería ser legal.

Khalil Moutawakkil, cofundador y CEO de KindPeoples, posa para un retrato con algunas plantas de marihuana en su dispensario en Santa Cruz, California. 29 de diciembre de 2017.
Khalil Moutawakkil, cofundador y CEO de KindPeoples, posa para un retrato con algunas plantas de marihuana en su dispensario en Santa Cruz, California. 29 de diciembre de 2017.

Si bien Sessions ha estado llevando a cabo una agenda del Departamento de Justicia que sigue las principales prioridades de Trump en temas tales como inmigración y opioides, los cambios a la política de la marihuana reflejan sus propias preocupaciones. Las opiniones personales de Trump sobre la marihuana siguen siendo en gran parte desconocidas.

Se esperaba que Sessions, que ha atacado a la marihuana diciendo que es comparable a la heroína y la culpa de los picos de violencia, reforzara la aplicación de la ley. Los defensores de la marihuana argumentan que legalizar la droga elimina la necesidad de un mercado negro y probablemente reducirá la violencia, ya que los delincuentes ya no controlarán el comercio de la marihuana.

El gobierno de Obama en 2013 anunció que no se opondría a los estados que legalizan la marihuana, siempre y cuando los funcionarios actuaran para evitar que migrara a lugares donde permanecía fuera de la ley y mantenerlo fuera de las manos de las bandas criminales y los niños. Sessions está anulando esa nota, escrita por el entonces Vice Fiscal James M. Cole, que había aclarado algo de la incertidumbre sobre cómo respondería el gobierno federal a medida que los estados comenzaran a permitir las ventas con fines recreativos y médicos.

Desde entonces, el negocio de la marihuana se ha convertido en una industria sofisticada y multimillonaria que ayuda a financiar algunos programas gubernamentales. Ocho estados y el Distrito de Columbia han legalizado la marihuana para uso recreativo, y se estima que las ventas de California aportarán mil millones de dólares anuales en ingresos fiscales dentro de varios años.

La marihuana madura en condiciones ideales en el Dispensario Medicine Man en el noroeste de Denver, Colorado. 5 de diciembre de 2013.
La marihuana madura en condiciones ideales en el Dispensario Medicine Man en el noroeste de Denver, Colorado. 5 de diciembre de 2013.

Pero el Departamento de Justicia de Sessions cree que el memorando Cole creó un "puerto seguro" para las ventas de marihuana que son federalmente ilegales, dijeron funcionarios del Departamento de Justicia. Sessions, en el memorando califica como "innecesaria'' la orientación de Obama.

La política de Sessions permitirá a los fiscales generales de todos los estados del país decidir qué tipos de recursos federales se destinarán a la aplicación de la ley sobre la marihuana en función de lo que ven como prioridades en sus distritos. Los funcionarios no pudieron decir cuál será el impacto final en la industria legal o si dará lugar a más enjuiciamientos por marihuana.

Tampoco está claro cómo el memo podría afectar a los estados donde la marihuana es legal para fines médicos. Una enmienda del Congreso impide que el Departamento de Justicia interfiera con los programas de marihuana medicinal en los estados donde está permitido. Los funcionarios de justicia dijeron que seguirían la ley, pero no excluirían la posibilidad de enjuiciamientos relacionados con la marihuana medicinal.

Sessions y algunos funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en estados como Colorado culpan a la legalización de una serie de problemas, incluidos los narcotraficantes que han aprovechado las leves leyes de marihuana para cultivar ilegalmente y enviar la droga a otros estados, donde puede venderse por mucho más. La decisión fue una victoria para los opositores a la marihuana que habían estado instando a Sessions a tomar medidas.

"No hay más refugio seguro con respecto al gobierno federal y la marihuana, pero también es el comienzo de la historia y no el final '', dijo Kevin Sabet, presidente y CEO de Smart Approaches to Marijuana, quien estuvo entre varios defensores de la marihuana que se reunieron con Sessions el mes pasado. "Esta es una victoria. Secará gran parte de la inversión institucional que se ha destinado a la marihuana en los últimos cinco años ".

Las amenazas de una ofensiva federal han unido a los liberales que se oponen a los costos humanos de una guerra contra la marihuana, con los conservadores que lo ven como un problema de derechos de los estados. Algunos funcionarios policiales apoyan un enfoque más duro, pero un grupo bipartidista de senadores instó en marzo a Sessions a mantener la política de marihuana existente. Otros en el Congreso han estado buscando formas de proteger y promover las empresas legales de marihuana.

El senador estatal republicano de Nevada Don Gustavson, huele una muestra de marihuana en un dispensario médico durante una breve visita al establecimiento, el viernes 24 de marzo de 2017.
El senador estatal republicano de Nevada Don Gustavson, huele una muestra de marihuana en un dispensario médico durante una breve visita al establecimiento, el viernes 24 de marzo de 2017.

Los defensores de la marihuana condenaron rápidamente la decisión de Sessions como un retorno a las políticas obsoletas de la guerra contra las drogas que afectaron indebidamente a las minorías.

Sessions "quiere mantener un sistema que ha llevado a una tremenda injusticia ... y eso ha desperdiciado recursos federales a gran escala'', dijo Maria McFarland Sánchez-Moreno, directora ejecutiva de Drug Policy Alliance. "Si Sessions cree que tiene sentido en términos de prioridades de enjuiciamiento, se encuentra en un estado ideológico muy extraño o muy problemático ''.

Una fuerza de tarea convocada por Sessions para estudiar la política de la marihuana no hizo recomendaciones para revertir la industria legal, pero alentó a los funcionarios del Departamento de Justicia a seguir revisando el enfoque de no intervención de la administración Obama sobre la marihuana, algo que Sessions prometió desde que asumió el cargo.

El cambio también refleja otra forma en la que Sessions, que se desempeñó como fiscal federal en el apogeo de la guerra contra las drogas en Mobile, Alabama, ha revertido las políticas de justicia criminal de la era de Obama que buscaban aliviar el hacinamiento en las cárceles federales y contribuyeron a repensar cómo los criminales de drogas eran procesados y condenados.

Mientras su predecesor demócrata Eric Holder dijo a los fiscales federales que eviten largas sentencias mínimas obligatorias al acusar a ciertos delincuentes de drogas de poca monta, por ejemplo, Sessions emitió una orden exigiendo lo contrario, diciéndoles que busquen los cargos más graves posibles contra la mayoría de los sospechosos.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG