Enlaces para accesibilidad

Malala a VOA: Pakistán se ha opuesto a extremistas


La activista pakistaní y premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai, (centro) es vista durante su llegada a Mingora, su ciudad natal en Pakistán, el sábado, 31 de marzo, de 2018.

La laureada con el Premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai finalizó el lunes un sorpresivo viaje de cuatro días a Pakistán.

Fue la primera vez que regresó a su país de origen desde que el Talibán le disparó en la cabeza cuando tenía 14 años y quiso reprimir sus esfuerzos por promover el derecho de las niñas a la educación.

Yousafzai es ahora un estudiante de 20 años de la Universidad de Oxford en Gran Bretaña y cofundadora del Fondo Malala que ha invertido más de 6 millones de dólares en proyectos que apoyan la educación de las niñas.

En una entrevista exclusiva con Ayaz Gul para la Voz de América, Yousafzai dijo que era importante para ella regresar a Pakistán.

"En el mundo exterior, internacionalmente, hay preocupaciones de que Pakistán sea un país terrorista o que no haya paz en Pakistán", dijo. "Entonces, mi viaje fue importante para transmitir el mensaje de que hay paz en Pakistán y que el pueblo de Pakistán se ha opuesto a los extremistas", dijo.

Yousafzai se sintió abrumada cuando pronunció un discurso a nivel nacional tras su regreso. "Usualmente no lloro... es muy raro que llore... quería compartir mi felicidad... Estaba feliz de estar en casa... Quería estar en casa... Estaba tan desesperada por ver mi tierra de nuevo... Creo que era algo que simplemente no podía controlar y lloré", dijo.

Malala Yousafzai (centro) es vista durante la visita a Mingora, su ciudad natal en Pakistán, el sábado, 31 de marzo, de 2018.
Malala Yousafzai (centro) es vista durante la visita a Mingora, su ciudad natal en Pakistán, el sábado, 31 de marzo, de 2018.

Su ciudad natal es Mingora en el atractivo valle Swat de Pakistán y dijo que "sigue siendo tan hermosa como lo fue".

Ella visitó su habitación en la casa donde solía vivir. "Vi mis trofeos de la vieja escuela, mis dibujos y simplemente traté de recordar todos los días y cómo vivíamos en esa casa antes de ser atacada, ya sabes, recordando el tiempo en familia, cenando juntos y almorzando juntos, jugando con mi amigos y jugando al cricket en nuestra azotea".

El fondo Malala ya construyó una escuela en Swat y ella dice que se necesitan escuelas para combatir a los extremistas. "Existe esa mentalidad extrema... y para proteger a los niños de ese tipo de mentalidad, tenemos que asegurarnos de que los niños estén en la escuela, en escuelas seguras, donde obtienen no solo educación, sino también una educación de calidad".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG