Enlaces para accesibilidad

Trump recibe a Macron en la Casa Blanca y elogia alianza EE.UU.-Francia


El presidente Donald Trump junto a su esposa Melania recibe con todos los honores a su homólogo francés Emmanuel Macron en la Casa Blanca, el martes 24 de abril.

El presidente Donald Trump dio la bienvenida este martes a su homólogo francés, Emmanuel Macron, con una ceremonia por todo lo alto en los jardines de la Casa Blanca, inaugurando una jornada de conversaciones que pondrá a prueba la declarada amistad entre ambos países.

Trump dijo que la asociación que forjó con Macron al comienzo de su presidencia fue un testimonio de la "duradera amistad que une a nuestras dos naciones". Agradeció al líder francés por su "firme asociación" durante el reciente ataque con misiles en respuesta al ataque químico en Siria.

Por su parte, Macron indicó que juntos Estados Unidos y Francia vencerían el terrorismo, reducirían las armas de destrucción masiva en Corea del Norte e Irán y actuarían juntos en nombre del planeta, en referencia al trabajo de Macron para revivir el papel de EE.UU. en el acuerdo climático de París.

"La historia nos está llamando. EStá instando a nuestra gente a encontrar la fortaleza que nos ha guiado en los tiempos más difíciles", dijo Macron. "Francia, Europa y EE.UU. tienen una cita con la historia".

La agenda del martes estará diplomáticamente cargada: tras las reuniones en la Casa Blanca y una conferencia conjunta, Macron almorzará con el vicepresidente Mike Pence y John Sullivan, jefe interino de la diplomacia estadounidense, y luego asistirá a una ceremonia en el cementerio militar de Arlington.

La vista de tres días de Macron, la primera de la presidencia de Trump, vivirá su apogeo el martes en la noche con una lujosa cena de estado en la Casa Blanca. Se espera que unos 150 invitados disfruten de un menú con cordero y tarta de nectarina y de la actuación de la Ópera Nacional de Washington.

El lunes por la tarde los dos mandatarios intercambiaron bromas y cumplidos, y juntos con sus esposas sembraron en el jardín de la Casa Blanca un joven roble regalado por el líder francés.

Por la noche, acompañados por sus esposas, viajaron en helicóptero hasta Mount Vernon para visitar la histórica casa de George Washington a orillas del Río Potomac, donde cenaron.

En la foto en la histórica casa de George Washington en Mount Vernon, de izquierda a derecha, la primera dama Melania Trump, Donald Trump, el presidente francés Emmanuel Macron y su esposa, Brigitte Macron.
En la foto en la histórica casa de George Washington en Mount Vernon, de izquierda a derecha, la primera dama Melania Trump, Donald Trump, el presidente francés Emmanuel Macron y su esposa, Brigitte Macron.

En su cena privada, hablaron de la situación económica estadounidense, "las encuestas del presidente Trump y la preparación para las elecciones de medio mandato" en noviembre, indicó la presidencia francesa. También conversaron sobre la regulación de internet, así como la lucha contra la radicalización y la lucha contra el terrorismo.

Pero también tocaron puntos de fricción como las tarifas que Trump quiere imponer a sus socios sobre el acero y el aluminio.

La visita de Estado de Macron subraya la importancia que ambas naciones dan a su relación: Macron, que llama a Trump a menudo, ha surgido como una especie de asesor del estadounidense en un momento en que sus relaciones con el resto de líderes europeos son más tensas. Trump, que da gran importancia a la óptica de la pompa y el boato, eligió honrar a Macron con la primera visita de Estado de su gobierno mientras ronda al mandatario galo.

"Este es un gran honor y creo que es una visita de estado muy importante dado el momento actual”, dijo Macron tras aterrizar en una base militar estadounidense cerca de Washington.

Pese a su camaradería, Macron y Trump discrepan en algunos asuntos fundamentales, incluyendo el acuerdo nuclear multinacional que tiene como objetivo restringir el desarrollo de armas nucleares en Irán.

Trump, que en el pasado se mostró escéptico con la eficacia del pacto, está ansioso por abandonarlo a medida que se acerca la fecha tope del 12 de mayo. Macron, por su parte, dice no estar satisfecho con la situación en Irán y cree que el acuerdo es imperfecto, pero alegó que Washington debe mantenerse en él ante la ausencia "Plan B."

El miércoles, Macron hablará en inglés ante el Congreso estadounidense.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG