Enlaces para accesibilidad

México y Centroamérica aplauden decisión de Trump sobre familias detenidas


Unos 2.000 niños, la mayoría centroamericanos, han sido separados de sus padres entre mediados de abril y fines de mayo.

México y algunos países de Centroamérica aplaudieron la decisión del presidente Donald Trump de revertir la polémica política migratoria de separar a las familias que cruzan ilegalmente la frontera sur de Estados Unidos.

Naciones Unidas (ONU), el Papa Francisco y varios líderes mundiales criticaron el martes la separación de familias, resultado de una política gubernamental de “tolerancia cero”.

México, que calificó la separación como “cruel e inhumana”, dijo el miércoles que la orden ejecutiva que firmó Trump era una “buena noticia”.

“Indudablemente es una buena noticia que el gobierno de Estados Unidos acabe con la cruel e inhumana separación de niños migrantes de sus padres”, escribió en su cuenta de Twitter el canciller Luis Videgaray.

En abril, el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, anunció una política de “tolerancia cero” bajo la cual las personas capturadas cuando tratan de ingresar ilegalmente al país enfrentan cargos criminales, lo que conlleva a que los niños sean separados de sus padres inmigrantes.

Los padres son llevados a cárceles federales mientras que los hijos son trasladados a instalaciones de detención donde permanecen en jaulas en pisos de cemento, según videos que se hicieron virales en las redes sociales.

Unos 2.000 niños, la mayoría centroamericanos, han sido separados de sus padres entre mediados de abril y fines de mayo.

Otros gobiernos, como el guatemalteco y el hondureño, también agradecieron el recule de Trump.

“El gobierno de Guatemala se congratula con la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de revertir la política migratoria que fragmentaba la unidad familiar”, dijo el gobierno de Jimmy Morales en un comunicado.

Desde Washington, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, celebró la decisión de Trump. “Contento, afortunadamente han tomado la decisión de no más separación de familias, pero también hay que trabajar en la raíz del problema”, dijo.

“Es un enorme riesgo para la gente pasar por toda esa odisea, por eso hay que trabajar en crear más oportunidades en Centroamérica, eso se traduce en oportunidades de inversión, empleo, más ingresos, ser un país próspero”, agregó.

Miles de centroamericanos escapan cada año de la violencia y pobreza en sus países rumbo a Estados Unidos, pero pocos lo logran. Unos son deportados al llegar al gigante del norte y otros se quedan a mitad de camino en México atrapados por mafias que secuestran migrantes para trata de blancas o prostitución.

Desde que asumió como presidente en enero de 2017, Trump ha aplicado una férrea política contra los migrantes y ha amenazado con construir un muro en la frontera con México para evitar su paso.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG