Enlaces para accesibilidad

Legisladores estatales boicotean discurso presidencial por 400 años de primera asamblea legislativa


El presidente Donald Trump gesticula mientras habla en una reunión conmemorativa de la Asamblea General de Virginia, en Jamestown, en el 400 aniversario de la reunión de la Casa de Burgess original en Jamestown, Virginia, el 30 de julio de 2019.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró el 400 aniversario de la primera asamblea legislativa en Jamestown, Virginia, el martes, en medio de un boicot de legisladores afroamericanos del estado por comentarios recientes que los críticos han considerado racistas.

"Es un gran honor estar en estos terrenos históricos como el primer presidente en dirigir una sesión conjunta del órgano legislativo más antiguo de todo el hemisferio occidental, la Asamblea General de Virginia", dijo el presidente. "En este día, hace 400 años, aquí, a orillas del río James, se convocó la primera Asamblea Legislativa Representativa en el Nuevo Mundo. Por la devoción de generaciones de patriotas, ha florecido a lo largo de los siglos. Y ahora esa orgullosa tradición continúa con todos ustedes".

El presidente también hizo referencia a la conexión entre Jamestown y la trata de esclavos.

"Fue el comienzo de un comercio bárbaro de vidas humanas", dijo. "Recordamos a todas las almas sagradas que sufrieron los horrores de la esclavitud y la angustia de la esclavitud".

Durante el discurso, un manifestante levantó un letrero que decía "Deporta el Odio".

"Señor presidente, no puede enviarnos de regreso. Virginia es nuestro hogar", dijo el manifestante. Trump no se dirigió al hombre, que fue escoltado fuera de la sala.

El delegado de Virginia, Ibraheem Samirah, Demócrata por Fairfax, es escoltado fuera de un auditorio después de interrumpir al presidente Donald Trump cuando hablaba en un evento por el 400 aniversario de la primera asamblea representativa, el 29 de julio de 2019, en Jamestown, Virginia.
El delegado de Virginia, Ibraheem Samirah, Demócrata por Fairfax, es escoltado fuera de un auditorio después de interrumpir al presidente Donald Trump cuando hablaba en un evento por el 400 aniversario de la primera asamblea representativa, el 29 de julio de 2019, en Jamestown, Virginia.

Legisladores demócratas de Virginia boicotearon los comentarios del presidente el martes, a medida que crece la reacción por los ataques del mandatario contra algunos legisladores de color.

"No asistiremos a ninguna parte de la sesión conmemorativa a la que asista Donald Trump. El presidente actual no representa los valores que celebraríamos en el 400 aniversario del órgano democrático más antiguo del mundo occidental. Ofrecemos solo tres palabras de consejo a la Fundación Jamestown-Yorktown: Envíenlo de Regreso '", escribieron los líderes demócratas.

En otra declaración, el Grupo de Legisladores Negros de Virginia también se comprometió a boicotear el evento.

"Es imposible ignorar el emblema del odio y el desdén que representa el presidente", dijo el comité en un comunicado. El grupo también hizo referencia a los ataques del presidente contra legisladores de color como su razón para boicotear el evento.

A principios de este mes, el presidente fue criticado por tuitear contra cuatro congresistas demócratas de color, diciéndoles que deberían "regresar y ayudar a reparar los lugares totalmente rotos e infestados de delitos de los que vinieron".

Más recientemente, el sábado pasado criticó el distrito del representante Elijah Cummings, en Baltimore, como "un desastre desagradable, infestado de ratas y roedores".

Muchos legisladores demócratas han caracterizado los comentarios del presidente como racistas. Más temprano en el día, Trump dijo que es la "persona menos racista" del mundo.

A principios de este año, algunos de los principales legisladores demócratas de Virginia estuvieron inmersos en su propia controversia racial.

En febrero, aparecieron fotos del anuario de la Facultad de Medicina del gobernador de Virginia Ralph Northam. En la página del gobernador había, entre otras imágenes, una foto de dos hombres, uno con una túnica de Ku Klux Klan y otro con la cara pintada de negro. Si bien no se confirmó si alguno de los dos era Northam, el gobernador admitió haber oscurecido su tono de piel en el pasado.

El Procurador General de Virginia, Mark Herring, también admitió haberse pintado la cara negra en el pasado.

Por separado, el vicegobernador de Virginia fue acusado por dos mujeres de agresión sexual. Él ha negado las acusaciones.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG