Enlaces para accesibilidad

Legisladores demócratas denuncian propuesta de la EPA


ARCHIVO - Agencia de Protección Ambiental. Washington, D.C.

Legisladores demócratas se sumaron a decenas de científicos, proveedores de servicios de salud, funcionarios ambientales y activistas, el martes, para denunciar una propuesta respaldada por la industria que podría limitar drásticamente los estudios científicos que la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) considera en la configuración de protecciones para la salud.

Si la administración de Trump la adopta, la regla permitiría que un administrador de la EPA rechace los resultados del estudio al tomar decisiones sobre químicos, contaminantes y otros riesgos de salud si los datos de investigación subyacentes no se hacen públicos debido a preocupaciones de privacidad del paciente u otros problemas.

Los opositores dijeron que la medida arrojaría el tipo de estudios de salud pública que subyacen a la aplicación de la Ley de Aire Limpio y otros controles ambientales emblemáticos, ya que los estudios se basaron en datos de salud confidenciales de miles de personas.

El representante demócrata Paul Tonko de Nueva York dijo que la regla propuesta es "una campaña apenas velada para limitar la investigación (...) que respalda acciones regulatorias críticas".

La regla fue propuesta por el entonces Administrador Scott Pruitt antes de su renuncia a principios de este mes en medio de los crecientes escándalos de ética.

En la audiencia pública del martes, los opositores superaron en número a los partidarios.

"Permite al público comentar de manera más significativa sobre la ciencia" detrás de la regulación ambiental, dijo Joseph Stanko, un representante de grupos de comercio de la industria y compañías afectadas por lo que dijo que eran regulaciones de contaminación del aire cada vez más estrictas.

Los patrocinadores han expresado sus propias preocupaciones sobre cómo la regla ampliamente escrita se aplicaría a los secretos comerciales confidenciales. Ted Steichen, del American Petroleum Institute, dijo que su grupo apoya la iniciativa de "mejorar la transparencia y garantizar la privacidad".

La representante Suzanne Bonamici, Demócrata por Oregon, dijo que la propuesta de la EPA es la más reciente versión de años de legislación de "transparencia" para la EPA que el Congreso rechaza. Ella lo llamó "un intento administrativo para eludir el proceso legislativo".

Funcionarios del estado de Nueva York y representantes de universidades públicas y privadas se mostraron, entre otros, en contra de la propuesta.

La investigadora Pam Miller, que trabaja con comunidades nativas de Alaska afectadas por toxinas, dijo que viajó desde Anchorage para participar en la reunión. La enfermera del hospital Erica Bardwell vino de las cercanías de Arlington, Virginia.

Los trabajadores de la salud "se preocupan por los pacientes y no renunciarán a su confidencialidad. Lo que significa que no se realizarán los estudios", dijo Bardwell después de su testimonio.

Los críticos dijeron que el cambio de política está diseñado para restringir a la agencia de citar estudios de salud pública revisados por pares que usan registros médicos de pacientes que deben mantenerse confidenciales según las leyes de privacidad del paciente.

Dichos estudios incluyen el estudio de Seis Ciudades de la Escuela de Salud Pública de Harvard de 1993, que estableció vínculos entre las tasas de mortalidad y el aire sucio en las principales ciudades de EE. UU. La propuesta está abierta para comentarios del público hasta mediados de agosto antes de cualquier revisión final de la EPA y la Casa Blanca.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG