Enlaces para accesibilidad

TSA considera poner fin a controles de seguridad en aeropuertos pequeños


“Lo encuentro increíble, totalmente incomprensible”, dijo Glen Winn, quien trabajó por más de 30 años en seguridad aeroportuaria.

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA por sus siglas en inglés) está considerando acabar el proceso de inspección de los pasajeros en los aeropuertos más pequeños alrededor del país para concentrarse en los esfuerzos de seguridad de los aeropuertos grandes.

No se han dado más detalles sobre qué tan avanzada está la propuesta o cuándo será adoptada.

Sin embargo, expertos de seguridad de aviación se alarmaron ante la noticia, diciendo que dejar la seguridad en aeropuertos más pequeños puede hacer que esos vuelos sean un objetivo tentador para los terroristas.

CNN informó el martes que la TSA estaba considerando si acabar el escrutinio de los pasajeros en alrededor de 150 aeropuertos que atiendan vuelos de 60 pasajeros o menos. El reporte citó a varios altos cargos de la agencia y documentos internos de junio y julio.

En un comunicado, la TSA dijo que no había tomado una decisión todavía. La agencia señaló que cualquier cambio “para poder destinar mejor los recursos de los contribuyentes” estaría precedido por una “evaluación de riesgo para asegurar la seguridad del sistema de aviación”.

Expertos en seguridad explicaron que a pesar de que los pasajeros seguirían siendo inspeccionados antes de abordar los jets más grandes –como los que se usaron en los ataques del 11 de septiembre del 2001 – los terroristas aún podrían tener como objetivo los aviones regionales de los aeropuertos pequeños. Esos aviones pueden transportar docenas de pasajeros.

“Lo encuentro increíble, totalmente incomprensible”, dijo Glen Winn, quien trabajó por más de 30 años en seguridad aeroportuaria y se jubiló cuando era el jefe de seguridad de la aerolínea United; ahora da clases de seguridad en la Universidad del Sur de Carolina.

Los terroristas, alertó, “comenzarían sus planes inmediatamente”.

Jeffrey Price, un experto en seguridad de aviación de la Universidad Metropolitana de Denver, dijo que TSA podría ahorrar dinero al cerrar los procesos de inspección en los aeropuertos pequeños. La agencia podría trasladar a los inspectores de aeropuertos pequeños, que tienen mucho tiempo libre entre un vuelo y otro, y llevarlos a aeropuertos más grandes donde hay más tráfico de pasajeros.

Price manifestó que los aviones pequeños que no pasarían por inspección son más livianos y llevan menos gasolina, lo que los hace ser armas menos peligrosas en las manos de terroristas como los que estrellaron cuatro aviones el 11 de septiembre.

Sin embargo, el experto añadió que un choque de un avión regional aún podría acabar con la vida de docenas de pasajeros.

Dijo también que los terroristas podrían viajar desde un aeropuerto pequeño sin protección y atacar después de llegar a un aeropuerto más grande, donde habrían pasado ya el anillo de seguridad de las terminales.

Acabar con las inspecciones de seguridad en los aeropuertos daría marcha atrás a la tendencia de medidas de seguridad más estrictas del gobierno de Donald Trump.

Desde el año pasado, la TSA ha introducido nuevos procedimientos para ayudar a los controladores a examinar portátiles y tablets que podrían contener bombas.

La TSA ha abandonado planes controversiales antes. En 2013, la agencia rechazó un plan que permitiría a los pasajeros llevar cuchillos pequeños –algo que era permitido antes del 9/11 – después de una avalancha de crítica de parte del público y de asistentes de vuelo.

Dejar la idea de reducir los controles también podría ayudar a la TSA a pedir más dinero al congreso.

La TSA dijo en un comunicado que como parte del proceso presupuestario de este año se le requiere discutir “eficiencias operacionales potenciales; este año no será distinto”.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG