Enlaces para accesibilidad

Casa Banca suspende investigaciones de científicos federales con tejido fetal


El doctor Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud habla en la Casa Blanca durante un evento del programa Be Best de la primera dama Melania Trump. Mayo 7 de 2019.

La administración Trump anunció el miércoles que está terminando la investigación médica de científicos del gobierno que utilizan tejido fetal humano, anulando el consejo de los científicos de que no hay otra manera de abordar algunos problemas de salud y otorgar a los oponentes al aborto una gran victoria.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos dijo en un comunicado que la investigación financiada por el gobierno en universidades que involucra tejido fetal puede continuar, sujeto a un escrutinio adicional.

Los cambios en las políticas no afectarán la investigación financiada por el sector privado, dijeron los funcionarios.

El tejido fetal se usa en la investigación del VIH y los cánceres infantiles, los tratamientos que enlistan el sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer y la búsqueda de una vacuna contra el virus Zika, una causa de defectos de nacimiento. El tejido de los abortos electivos se descartaría de otra manera. Los científicos lo usan para producir ratones que modelan cómo funciona el sistema inmunológico humano.

Poner fin al uso de tejido fetal por parte de los Institutos Nacionales de la Salud ha sido una prioridad para los activistas contra el aborto, un elemento central de la base política del presidente Donald Trump.

El principal científico médico del gobierno, el Director de los NIH, Francis Collins, dijo en diciembre pasado que cree que "hay pruebas sólidas de que los beneficios científicos provienen de la investigación del tejido fetal".

Un alto funcionario de la administración dijo que la decisión anunciada el miércoles era decisión del presidente y no la de Collins. El funcionario habló bajo condición de anonimato para discutir las deliberaciones internas.

El gobierno ha financiado la investigación con tejido fetal durante décadas, bajo administraciones de ambos partidos políticos.

El gobierno dijo que actualmente hay al menos tres proyectos de investigación federal activos que involucran tejido fetal humano, y posiblemente hasta 12. Entre los proyectos de investigación universitarios financiados por el gobierno, los funcionarios dijeron que menos de 200 de los 50,000 dependen del tejido fetal humano.

Ningún programa dirigido por una universidad se verá afectado por el momento, dijo la administración. Los nuevos proyectos que propongan utilizar tejido fetal y los proyectos actuales para renovación se someterán a revisiones adicionales.

El año pasado, la administración anunció una revisión de si los dólares de los contribuyentes se estaban gastando adecuadamente en la investigación de tejidos fetales. Como resultado, los NIH congelaron la obtención de tejido nuevo. El miércoles, el gobierno también dijo que no está renovando un contrato con la Universidad de California, San Francisco, que involucra la investigación de tejidos fetales.

Aunque el HHS dijo que estaba tratando de equilibrar los imperativos "pro-vida" y "pro-ciencia", los investigadores médicos dijeron que temían que el gobierno detuviera importantes investigaciones para satisfacer a los activistas contra el aborto.

Kristan Hawkins, presidente de Students for Life of America, dijo en una declaración que la administración "una vez más ha hecho lo correcto al restablecer una cultura de vida en nuestro gobierno".

La lista Susan B. Anthony, un grupo que trabaja para elegir a los legisladores que se oponen al aborto, dijo en una declaración que la financiación de los contribuyentes debería ir para promover alternativas al uso de tejido fetal en la investigación médica.

Los grupos dicen que hay alternativas disponibles. Grupos científicos dicen que no es el caso de todas las enfermedades y afecciones.Trump se presenta a sí mismo como "fuertemente pro vida", y su administración ha tomado muchas medidas para restringir el acceso al aborto, que sigue siendo un procedimiento médico legal. Trump ha nombrado a jueces federales que se oponen al aborto, intentó recortar dinero para Planned Parenthood y expandió la protección legal para los proveedores médicos que se oponen al aborto.

En una audiencia de la Cámara sobre el tema en diciembre pasado, la neurocientífica Sally Temple dijo a los legisladores que la opinión de consenso en la comunidad científica es que actualmente no hay un sustituto adecuado para el tejido fetal en algunas áreas de investigación.Temple explicó que las muestras de tejido de diferentes etapas del ciclo de vida no son intercambiables. "No es el mismo material", dijo. "Es una etapa de desarrollo diferente. Tiene propiedades únicas". Ella estaba testificando en nombre de la Sociedad Internacional para la Investigación de Células Madre.

Testificando en nombre del Instituto Charlotte Lozier, que se opone al aborto, la bioquímica Tara Sander Lee dijo que los tejidos de bebés que deben someterse a una cirugía de corazón son algunas de las alternativas. Pero Temple dijo que los investigadores fácilmente usarían alternativas al tejido fetal si eso fuera adecuado.

La investigación que involucró tejido fetal representó $ 98 millones en subvenciones y proyectos de NIH durante el año presupuestario 2017, una pequeña fracción del presupuesto general de investigación de la agencia. NIH dijo que la cifra de $ 98 millones representa todo el presupuesto para las subvenciones en cuestión, incluso si solo una parte más pequeña de una subvención en particular se destinó a la investigación de tejidos fetales.

El HHS dijo en su declaración que está dando estos pasos a través de un programa de donaciones de $ 20 millones anunciado en diciembre pasado para "desarrollar, demostrar y validar modelos experimentales que no se basan en tejido fetal humano de abortivos electivos".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG