Enlaces para accesibilidad

Kim: Coreas "en el umbral del inicio de una nueva historia"


El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, a la izquierda, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, extienden sus manos para saludarse en la Zona Desmilitarizada que separa sus naciones. Abril 27, 2018.

Padres de estadounidense muerto demandan a Corea del Norte

Padres de estadounidense muerto demandan a Corea del Norte

Los padres del estudiante estadounidense Otto Warmbier interpusieron el jueves una demanda contra Corea del Norte en la que afirman que el gobierno torturó y mató a su hijo.

Fred y Cindy Warmbier presentaron la querella ante la corte federal de distrito en Washington D.C., y buscan una compensación por el deceso del joven universitario de 22 años, cuyo deceso abonó a las tensas relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte.

Las autoridades norcoreanas arrestaron a Otto Warmbier, quien era estudiante en la Universidad de Virginia, en enero de 2016 por robar un póster de propaganda y fue sentenciado a 15 años de prisión con trabajos forzados. Falleció en junio de 2017, días después de que fue repatriado a Estados Unidos con daño cerebral severo.

Aunque la demanda pudiera resultar básicamente simbólica dada la dificultad de cobrar cualquier compensación que pudiera ordenar la corte, se presenta en un momento delicado para las relaciones entre Washington y Pyongyang. El presidente Donald Trump planea un encuentro sin precedentes con el líder norcoreano Kim Jong Un en las próximas semanas para discutir la amenaza que representan sus armas nucleares, además de que los líderes de Corea del Norte y del Sur se reúnen el viernes.

“Otto fue tomado como rehén, y retenido como prisionero con fines políticos, utilizado como peón y señalado para ser tratado de manera excepcionalmente brutal y severa por Kim Jong Un”, dijo Fred Warmbier en un comunicado.

“Kim y su régimen se han descrito como inocentes, aunque destruyeron intencionalmente la vida de nuestro hijo. Esta demanda es un paso más para responsabilizar a Corea del Norte de su trato barbárico de Otto y nuestra familia”, señaló.

Los líderes de Corea del Norte y Corea del Sur intercambiaron un cálido apretón de manos el viernes sobre la línea de demarcación que divide a los dos países antes de una histórica cumbre.

El norcoreano Kim Jong Un luego cruzó la frontera con Moon Jae-in, el presidente de Corea del Sur. "Estoy feliz de conocerte", dijo Moon.

Kim luego invitó a Moon a cruzar brevemente hacia el norte con él antes de regresar al lado sur.

Es la primera vez que un miembro de la dinastía Kim ingresa al sur del país desde el fin de la Guerra de Corea en 1953 en la más reciente apuesta por resolver el último enfrentamiento de la Guerra Fría.

Por invitación del líder norcoreano, los dos caminaron de la mano del lado norcoreano de la frontera antes de recorrer a pie la distancia hasta la Casa de la Paz, en Panmunjom, donde se firmó el armisticio.

"Vine aquí determinado a enviar una señal de partida al cruzar el umbral del inicio de una nueva historia", dijo Kim, a la cabeza de un país acusado de violación de los derechos humanos.

El tema del arsenal nuclear de Corea del Norte figuraba en la agenda.

"Los dos dirigentes mantuvieron un diálogo sincero y franco sobre la desnuclearización y el establecimiento de una paz permanente en la península coreana y el desarrollo de las relaciones intercoreanas", anunció el portavoz de la presidencia surcoreana, Yoon Young-chan.

Moon espera concluir "un acuerdo audaz para obsequiar un gran regalo al pueblo coreano en su conjunto y a la gente que quiera la paz".

Kim estaba acompañado por su hermana y cercana consejera, Kim Yo Jong, y por el responsable de las relaciones intercoreanas, mientras que Moon llegó con el director de Inteligencia surcoreana y su jefe de gabinete.

Este encuentro ilustra la espectacular distensión en la península desde que Kim sorprendió al mundo anunciando el 1 de enero que su país participaría en los Juegos Olímpicos de invierno en el Sur.

La Casa Blanca emitió un comunicado la noche del jueves, poco después de que los dos líderes se estrecharan la mano.

"Tenemos la esperanza de que las conversaciones logren un progreso hacia un futuro de paz y prosperidad para toda la Península de Corea. Estados Unidos aprecia la estrecha coordinación con nuestro aliado, la República de Corea, y espera continuar las discusiones sólidas en preparación para lo planeado. reunión entre el presidente Donald J. Trump y Kim Jong Un en las próximas semanas ".

Se espera que Kim y Trump se reúnan en mayo o junio.

Pompa y circunstancia

El saludo de los dos líderes fue planeado hasta el último detalle.

Los estudiantes de quinto grado de la Escuela Primaria Daesongdong, la única escuela surcoreana dentro de la zona desmilitarizada, saludaron a los líderes y les dieron flores. Kim y Moon saludaron a una guardia de honor y una banda militar, y los dos líderes se presentaron a los oficiales que los acompañaban.

Posteriormente, se programó que tomarían una foto dentro de la Casa de la Paz, donde tendrá lugar la cumbre, frente a una pintura de la montaña Bukhan de Corea del Sur, que se eleva sobre la mansión presidencial de la Casa Azul de Corea del Sur.

Sustancia de desnuclearización

Esta primera cumbre intercoreana en más de una década marca un giro dramático hacia la diplomacia para resolver la creciente amenaza nuclear de Corea del Norte, después de un período de dos años de continuas pruebas nucleares y de misiles de Corea del Norte.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, asisten a la cumbre intercoreana en la aldea de Panmunjom, en esta fotografía tomada de un video. Corea del Sur, 27 de abril de 2018.
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, asisten a la cumbre intercoreana en la aldea de Panmunjom, en esta fotografía tomada de un video. Corea del Sur, 27 de abril de 2018.

Kim suspendió otras pruebas y declaró en noviembre que Corea del Norte logró su objetivo de desarrollar la capacidad de atacar el territorio continental de Estados Unidos con misiles balísticos intercontinentales (ICBM).

Sin embargo, Estados Unidos argumenta que es necesario realizar más pruebas para demostrar la capacidad operativa de ICM. También en el último año, la campaña de presión máxima del presidente estadounidense Donald Trump encabezó los esfuerzos internacionales para imponer duras sanciones que restringen la mayoría de las exportaciones de Corea del Norte, que pueden haber forzado a Kim a buscar conversaciones para buscar alivio a las sanciones.

Recientemente, Corea del Norte anunció que cerraría su sitio de pruebas nucleares de Punggye-ri, pero los analistas son escépticos de que estas medidas conduzcan a una reducción permanente de las capacidades nucleares del país.

Este año, Corea del Norte participó en las recientes Olimpiadas en Corea del Sur, y Kim posteriormente expresó su disposición a participar en conversaciones de desnuclearización.

Declaración conjunta

Se espera que la cumbre intercoreana produzca una declaración conjunta comprometiéndose a la desnuclearización de la península de Corea, y también una definición clara de lo que implicaría un resultado de desnuclearización.

"Es muy difícil saber en qué nivel estarán de acuerdo. Más aún porque no es algo que se pueda completar totalmente en la cumbre entre las dos Coreas", dijo el presidente del Comité Intercoreano de Preparación de Cumbres.

Mientras que Corea del Norte solo hará un acuerdo nuclear con Estados Unidos, el presidente Moon quiere utilizar la cumbre intercoreana para crear un marco para las conversaciones entre Kim y Trump.

"Al presidente Moon Jae-in, le gustaría ver una mejora sustancial en las relaciones entre EE.UU. y Corea del Norte sirviendo como mediador", dijo Kim Yong-hyun, profesor de la Universidad de Dongguk en Seúl.

Estados Unidos ha exigido el desmantelamiento total del arsenal nuclear del Norte antes de reducir las sanciones. Pyongyang quiere un enfoque más gradual que probablemente proporcione algunas medidas de alivio para congelar sus capacidades nucleares actuales.

También se espera que los líderes de Corea del Norte y Corea del Sur apoyen la búsqueda de un tratado de paz para reemplazar el armisticio de 1953 y poner fin a la Guerra de Corea, pero tal medida requerirá la participación de Estados Unidos y China como signatarios de la tregua.

Dentro de la zona desmilitarizada, la seguridad fue escasa el jueves, un día antes de la cumbre. Cerca de 2,800 periodistas se han registrado en el principal centro de prensa para cubrir la cumbre.

Lee Yoon-jee en Seúl contribuyó a este informe. Con información de la AP.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG