Enlaces para accesibilidad

Jurado de "El Chapo" escucha testimonio de secuáz del Cartel de Sinaloa


La fiscal adjunta Amanda Liskamm interroga a Vicente Zambada Niebla (derecha), en el estrado de testigos en el juicio del acusado narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, en un dibujo de la corte federal de Brooklyn, en Nueva York, el 3 de enero de 2019.

Un exnarcotraficante mexicano que una vez dijo ser doble agente de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés), subió al estrado el jueves en el juicio que se sigue en una corte federal de Nueva York contra el notorio capo de mexicano de las drogas Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Vicente Zambada es el más reciente testigo cooperante del gobierno que declara en el caso de conspiración contra Guzmán en la corte federal de Brooklyn. Al igual que los anteriores, en la jornada 22 del proceso y la primera del año, Zambada describió la rampante violencia y la avaricia que acompañaron la subida de Guzmán al poder como jefe del Cartel de Sinaloa.

Los abogados de Guzmán, quien fue extraditado a Estados Unidos en 2017, después de haberse fugado dos veces de cárceles mexicanas, han tratado de presentar a los cooperadores como oscuros oportunistas dispuestos a exagerar la participación de su cliente en el comercio de drogas a fin de lograr una disminución de la pena en sus propios casos.

Zambada, de 43 años, es hijo de Ismael "El Mayo" Zambada, otro jefe de cartel que continúa prófugo. Su tío, el exmiembro del cartel Jesus Zambada, también ha testificado contra Guzmán en el juicio.

El jueves, Vicente Zambada habló al jurado sobre una reunión a principios de la década de los 90, donde un líder de una banda rival de drogas quería matar a su padre y a Guzmán para vengar un ataque fallido. Contó también de otra reunión a mediados de la década del 2000, donde representantes de políticos mexicanos corruptos preguntaron si el cartel podía ayudarlos a enviar 100 toneladas de cocaína en un barco petrolero.

"Ellos querían saber si mi papá y El Chapo podían proveer esa cantidad de coca", dijo.

Zambada dijo que fue arrestado antes de saber si el cargamento llegó a enviarse.

Después que Zambada fue extraditado a Estados Unidos, sus abogados alegaron que estaba trabajando para la DEA como informante confidencial mientras continuaba contrabandeando cocaína. Ellos dijeron que a cambio de información interna sobre el cartel, a Zambada le prometieron inmunidad judicial.

Los fiscales negaron las afirmaciones de Zambada acerca de que hubo un acuerdo de inmunidad "aprobado en los más altos niveles del gobierno". El testigo se declaró culpable posteriormente y accedió a cooperar, dijeron.

Zambada continuará declarando el viernes. El juicio, que comenzó a mediados de noviembre, se espera que continúe hasta el próximo mes.

Con información de Reuters

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG