Enlaces para accesibilidad

Juez rechaza desestimar juicio a Trump por pagos de gobiernos extranjeros


El presidente Donald Trump después de hablar ante la Convención Nacional de Veteranos de Guerras Extranjeras de los Estados Unidos, el martes, en Kansas City, Missouri.

Un juez federal de Estados Unidos rechazó el miércoles el último esfuerzo del presidente Donald Trump para desestimar una demanda que lo acusa de hacer negocios inconstitucionalmente con gobiernos extranjeros mientras ocupa la Casa Blanca.

El juez de distrito estadounidense Peter Messitte en Greenbelt, Maryland, dijo que los fiscales generales de Maryland y el Distrito de Columbia, Brian Frosh y Karl Racine, habían alegado plausiblemente que la actividad de Trump violó la cláusula de "emolumentos" de la Constitución.

Esa cláusula prohíbe a los funcionarios estadounidenses aceptar diversos obsequios de gobiernos extranjeros sin la aprobación del Congreso, y está diseñada para frustrar la corrupción y la influencia indebida. En marzo, Messitte redujo la demanda para centrarse en las ganancias derivadas de la propiedad de Trump, a través de la Organización Trump, y el Trump International Hotel en Washington, un lugar popular para funcionarios extranjeros.

"Seguimos sosteniendo que este caso debe ser desestimado, una posición que fue compartida por un tribunal de Nueva York en un caso relacionado", dijo en un correo electrónico Andy Reuss, vocero del Departamento de Justicia de Estados Unidos. "El Departamento de Justicia está revisando la orden y determinando los próximos pasos para continuar defendiendo vigorosamente al presidente".

Reuss se refería a la destitución, en diciembre pasado, de una solicitud presentada por los demandantes, incluidos Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética en Washington, un organismo de control sin fines de lucro. El juez en ese caso sostuvo que los demandantes carecían de legitimación legal para presentar la demanda.

En su decisión de 52 páginas, Messitte rechazó lo que llamó el punto de vista estrecho de Trump de que la cláusula se limitaba esencialmente a los sobornos, y dijo que los demandantes habían "argumentado convincentemente" que tenía un significado más amplio.

Racine tuiteó después de la decisión: "Estamos un paso más cerca de impedir que el presidente Trump viole las disposiciones anticorrupción originales de la Constitución".

La oficina de Frosh no tuvo comentarios inmediatos.

Aproximadamente 200 senadores y representantes de EE.UU., todos demócratas, presentaron una demanda relacionada contra Trump en junio de 2017 exigiendo que el presidente obtenga la aprobación del Congreso antes de aceptar emolumentos. Ese caso está pendiente.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG