Enlaces para accesibilidad

Japón busca acercamiento preventivo con Trump

  • Voz de América - Redacción

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, visitó la Casa Blanca el 28 de abril de 2015, donde se reunió con el entonces presidente Barack Obama.

El primer ministro japonés, Shizo Abe, buscará un acercamiento con el presidente Trump durante su visita a Washington.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, continuará buscando vínculos más estrechos con Estados Unidos en seguridad y comercio y nutriendo una relación personal con el presidente Donald Trump cuando ambos líderes se reúnan por segunda vez el viernes, en Washington.

“Trump es un empresario que pone mucho énfasis en las relaciones personales, que es por lo que durante su primera visita Abe dio a Trump ese extraordinariamente caro palo de golf. Es por eso que van a jugar golf juntos en esta visita”, dijo James Brown, un profesor asociado de asuntos internacionales en el campus de Japón de la Universidad Temple.

Abe quiere asegurar un acuerdo comercial bilateral con Estados Unidos para reemplazar el Acuerdo Transpacífico de libre comercio que Trump ha rechazado.

Trump nombró a Japón junto con China y México como países que se benefician injustamente de políticas comerciales que causaron un déficit comercial para Estados Unidos y ha acusado a Tokio de devaluar inapropiadamente su moneda para impulsar las exportaciones.

Japón registró un superávit comercial de 6.800 billones de yen con Estados Unidos el año pasado, un descenso de 4,6% con respecto a 2015, pero los envíos de autos hacia Estados Unidos aumentaron por segundo año consecutivo, de acuerdo con datos del Ministerio de Finanzas japonés.

Aunque Trump es un experimentado empresario, dice Brown, Tokio está preocuado de que su visión sobre el comercio es estrecha y su entendimiento del alcance de la interdependencia económica es limitado.

Según se indicó Abe visitará Washington junto con sus ministros de Finanzas y de Relaciones Exteriores para ofrecer a la administración Trump un paquete de inversiones que podría crear 700.000 puestos laborales en Estados Unidos a través de inversión privada y pública en infraestructura tales como trenes de alta velocidad.

Toyota Motor Corporation y otras compañías japonesas también podrían anunciar nuevas inversiones para construir plantas de manufacturas en Estados Unidos como resultado de la cumbre.

El ofrecimiento de concesiones económicas por parte de Japón es visto por muchos en Tokio como una forma de asegurar la alianza militar con Estados Unidos.

Trump alarmó a los líderes en Tokio durante la campaña presidencial cuando sugirió que podría retirar las tropas y alejarse de los tratados de defensa mutua, a menos que los aliados de Estados Unidos paguen significativamente más por la protección estadounidense.

En Japón hay más de 50.000 soldados estadounidenses y el país asiático depende altamente de Estados Unidos para disuasión y defensa contra el creciente poderío militar de China y la creciente amenaza nuclear de Corea del Norte.

XS
SM
MD
LG