Enlaces para accesibilidad

Irán tendrá una semana de diplomacia de alto nivel


Irán tendrá una semana de diplomacia de alto nivel coronada por la primera visita de un primer ministro japonés a Teherán desde la Revolución Islámica de 1979.

En medio de las crecientes tensiones con Estados Unidos, Irán tendrá una semana de diplomacia de alto nivel coronada por la primera visita de un primer ministro japonés a Teherán desde la Revolución Islámica de 1979.

Shinzo Abe llegará el miércoles a Irán después de una reunión con el presidente Donald Trump, cuyo enfoque maximalista hacia la república islámica ha hecho que Estados Unidos vuelva a imponer las sanciones levantadas por el acuerdo de 2015 y otras nuevas y más amplias. La ministra de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas, también visitará Teherán esta semana.

Lo que Abe podrá lograr sigue sin estar claro, ya que Irán ya ha advertido a Europa que comenzará el enriquecimiento de uranio más cerca de los niveles de armas para el 7 de julio, si no llega a nuevos términos en el acuerdo. Esto ocurre mientras Japón trata de negociar sus propios acuerdos comerciales con Trump, quien se ha apresurado a imponer aranceles a otras naciones.

Pero Abe, cuya nación depende en gran medida del petróleo del Medio Oriente para impulsar su economía, ya ha reconocido el desafío.

“Entre Japón y Estados Unidos, debería haber una estrecha colaboración para que esta tensión que rodea a Irán se mitigue y alivie, y no culmine en un conflicto armado”, dijo Abe en una conferencia de prensa de mayo con Trump en Tokio.

Lea: Portaaviones de EE.UU., una señal clara de cautela a Irán.

La crisis actual, que ha llevado a Estados Unidos a enviar un grupo de portaaviones y bombarderos B-52 a la región, parte de la decisión de Trump el año pasado de retirar a su país del pacto nuclear. Ese acuerdo hizo que Teherán aceptara limitar su enriquecimiento de uranio a cambio del levantamiento de sanciones económicas.

Lea: EE.UU. anuncia nuevas sanciones contra Irán.

Al retirarse del acuerdo, Trump dijo que este no limitaba el programa de misiles balísticos de Irán, ni abordaba lo que funcionarios estadounidenses describen como la influencia maligna de Teherán en todo el Medio Oriente. Los otros países que firmaron el acuerdo lo describieron en ese momento como un paso para futuras negociaciones con Irán.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG