Enlaces para accesibilidad

Irán pudo haber derribado accidentalmente avión de pasajeros ucraniano


La tripulación del avión ucraniano que se estrelló en Irán el miércoles 8 de enero es honrada en el aeropuerto internacional de Borispil, en Ucrania.

El presidente estadounidense, Donald Trump, expresó públicamente la sospecha de que Irán pudo haber derribado accidentalmente un avión de pasajeros ucraniano el pasado 8 de enero.

"Alguien pudo haber cometido un error del otro lado”, dijo Trump sobre el Vuelo 752 de Ukraine International Airlines Flight 752. "Algunos dicen que fue mecánico. Personalmente, pienso que eso no es ni siquiera una pregunta”.

Las autoridades iraníes insisten en que el Boeing 737-800, a una altura de 2.400 metros, sufrió una falla de motor catastrófica y se estrelló en las afueras de Teherán. Todas las 176 personas a bordo en el vuelo hacia Kiev perecieron, entre ellas 63 canadienses.

El jueves, el portavoz de la cancillería iraní, S.A. Mousavi, dijo a través de Twitter: “Las investigaciones sobre la causa del accidente han sido iniciadas de acuerdo con las normas y regulaciones internacionales: Ucrania y Boeing fueron invitadas, como propietario y fabricante, a participar. Apreciamos que cualquier país pueda ofrecer información al comité encargado.”

Sin embargo, fuentes del gobierno dijeron a la Voz de América que autoridades estadounidenses examinaron datos de satélite e imágenes y creen que el avión fue impactado poco después de despegar de Teherán por un misil aire-tierra de fabricación rusa al ser identificado accidentalmente como un blanco.

Un funcionario estadounidense confirmó a la VOA que estaba seguro de que el avión fue derribado por Irán.

"En algún momento ellos entregarán la caja negra. Idealmente se la darán a Boeing (la compañía estadounidense que fabrica el 737-800)”, dijo Trump en comentarios a los reporteros en la Casa Blanca el jueves.

Un video muestra cuando el avión se desintegra en el aire en una bola de fuego sobre Irán.

El incidente ocurrió el miércoles, horas después de que Irán lanzó un ataque de misiles balísticos contra bases iraquíes donde están destacados soldados estadounidenses, en represalia por el ataque que mató al comandante Qassem Soleimani la semana pasada.

El jefe de la Organización de Aviación Civil de Irán negó que el avión fuera alcanzado por un misil.

"Científicamente es imposible que un misil impactara al avión ucraniano y esos rumores son ilógicos”, dijo Ali Abedzadeh según la agencia de noticias iraní IRNA.

Preocupaciones mundiales

Los gobiernos de Ucrania y Canadá no están aceptando la evaluación inicial de Irán de que la causa del accidente parece haber sido un problema mecánico.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, citó el jueves en una conferencia de prensa “inteligencia de múltiples fuentes” que indicaba que “el avión fue derribado por un misil tierra-aire iraní”.

Trudeau añadió que “esto muy bien pudo ser no intencional”.

Andriy Shevchenko, embajador de Ucrania en Canadá, expresó solidaridad con Canadá y dijo al servicio ucraniano de la VOA que es del “interés de todos, incluso de Irán, de llevar a cabo una investigación transparente y genuina” y que “la verdad y solo la verdad es lo que ayudará a todos a salir adelante”.

Oleksiy Danilov, secretario del Consejo de Seguridad de Ucrania, dijo que hay varias teorías sobre el incidente, entre ellas el impacto de un misil.

"Un impacto de misil, posiblemente de un sistema Tor, está entre las principales (teorías), ya que ha surgido información en internet sobre elementos de un misil encontrados cerca del sitio en que el avión se estrelló”, dijo Danilov a los reporteros.

En Gran Bretaña, la Oficina del Primer Ministro dijo a la prensa que revisaba reportes “muy preocupantes” sobre la posibilidad de que el avión fue derribado por un misil tierra-aire.

Después de una llamada el jueves entre el primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, la Oficina de Johnson dijo que se necesita “una investigación completa, transparente y creíble, de lo que sucedió”.

Sin embargo, funcionarios británicos apuntaron que no creen que el incidente fue intencional.

La compañía de seguridad global IHS Markit emitió el jueves un comunicado en que dijo que el avión ucraniano fue impactado por un misil SA-15 disparado por una unidad de la Guardia Revolucionaria de Irán.

El vicecanciller ucraniano, Sergiy Kyslytsya, quien asistía el jueves a una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York, dijo que su gobierno envió un equipo de expertos que ya investiga en el terreno en Irán junto a sus contrapartes iraníes para tratar de encontrar pruebas de la causa del desastre.

"Nuestra prioridad es que todas las piezas de investigación se colecten y preserven”, dijo Kyslytsya a un pequeño número de reporteros. “Sobre las cajas negras, hay reglas que hay que seguir y creo que la cooperación total de Irán es para su bien”.

El diplomático descartó teorías de conspiración y conjeturas, alegando que hacen daño a las familias de las víctimas.

"Mi otra preocupación son los protocolos, convenciones y regulaciones internacionales que deben ser implementados durante una investigación”, agregó.

Los investigadores en Irán dicen que las grabadoras de voz y datos de vuelo del Boeing 737, fabricado en 2016, fueron recuperadas en el lugar del accidente, pero estaban dañadas y alguna información se había perdido.

"Confío en que los iraníes trabajen con nosotros y entreguen las cajas negras”, dijo el senador estadounidense Chris Van Hollen a MSNBC, y pidió al gobierno del presidente Trump emitir excepciones a las sanciones a Irán para que los investigadores de Boeing puedan viajar a ese país para cooperar en las investigaciones.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos regularmente participa en accidentes aéreos ocurridos en el exterior cuando está involucrada una aerolínea o un fabricante de aviones estadounidense. Sin embargo, debido a las tensiones entre Washington y Teherán, y el hecho de que no existen relaciones diplomáticas, no es claro de que pueda acontecer esa posibilidad.

En una nota enviada al servicio ucraniano de la VOA, la junta dijo que estaba “monitoreando los hechos que rodean al accidente del Vuelo 752” y seguía “los procedimientos regulares” para las investigaciones internacionales de accidentes de aviación.

"Como parte de los procedimientos habituales, la junta trabaja con el Departamento de Estado y otras agencia para determinar el mejor curso de acción”, explicó la nota.

La Convención para Aviación Civil Internacional, de la cual Irán es signataria, no exige a Teherán entregar las grabadoras de vuelo a la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos, señaló Andriy Guck, un abogado y experto en aviación en Ucrania.

"Hay un deber de investigar”, dijo Guck al servicio ucraniano de la VOA en una conversación telefónica. “Irán puede decidir investigar las cajas negras ellos mismos o transferirlas a un laboratorio extranjero. Sin embargo, si los iraníes no permiten que nadie participe en el examen de las cajas, surgirán las dudas sobre su investigación”.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG