Enlaces para accesibilidad

Protestas en Irán parecen disminuir


Un manifestante ondea una enorme bandera iraní durante una protesta a favor del gobierno en Mashhad, en el noreste de Irán. La imagen fue provista por la agencia de noticias Tasnim. Enero 4, 2018.

Las protestas antigubernamentales parecen disminuir el jueves en Irán, y los líderes del gobierno ahora tendrán que tratar de mejorar las condiciones económicas que engendraron una semana de manifestaciones que cobraron 21 vidas.

El general Abdolrahim Mousavin, el jefe del ejército, agradeció a las fuerzas de seguridad por "apagar el fuego de la sedición". El ministro del Interior Abdolreza Rahmani Fazli dijo que en todo el país 42,000 personas habían participado en las protestas.

La televisión estatal mostró el jueves que enormes multitudes en 10 ciudades marcharon en apoyo de los líderes iraníes, incluso en Isfahan, Ardebil y Mashhad, donde comenzaron las protestas.

Un consejero del líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei, dijo: "El pueblo revolucionario iraní ha respondido a tiempo a los enemigos y a los alborotadores saliendo a la calle".

Pero el asesor, Ali Akbar Velayati, dijo a la agencia de noticias semioficial ISNA: "La principal demanda del pueblo ahora es que el gobierno y los funcionarios se ocupen de los problemas económicos".

Presidente de Irán, Hassan Rouhani. Foto del portal oficial de la presidencia.
Presidente de Irán, Hassan Rouhani. Foto del portal oficial de la presidencia.

Los críticos del presidente iraní, Hassan Rouhani, dicen que abandonó a los pobres al tratar de aumentar los precios de los combustibles, lo cual dijo que era necesario para luchar contra el desempleo. Pero parece probable que el parlamento rechazará su alza en el precio del combustible.

Nasser Laregani, vicepresidente de la comisión de asuntos económicos, dijo: "La población no puede seguir apoyando un alza en los precios de la gasolina. En la situación actual, donde las personas se enfrentan con una variedad de problemas económicos diarios, ese aumento es un error".

Washington condena muerte de manifestantes

Mientras tanto, en Washington, un funcionario de la Casa Blanca dijo que EE.UU. buscará "información procesable" para tratar de imponer nuevas sanciones contra los responsables de la represión a la disidencia. Funcionarios iraníes arrestaron a cientos de manifestantes en la última semana.

El Departamento de Estado emitió el jueves un comunicado en el que reitera su apoyo a la disidencia iraní y condena las muertes de manifestantes en las recientes protestas.

"Continuamos monitoreando de cerca las protestas y la violencia en Irán. El pueblo iraní ha expresado su deseo de un tratamiento digno, el fin de la corrupción, una mayor transparencia y mayores oportunidades económicas", dice la nota firmada por la vocera Heather Nauert.

"Los manifestantes también han exigido que el régimen deje de desviar la riqueza de la nación para financiar el aventurerismo militar en el exterior. Desafortunadamente, el gobierno continúa encarcelando y matando a aquellos que son lo suficientemente valientes como para aventurarse en la calle. Está limitando el flujo de información hacia Irán, restringiendo la libertad de expresión y tratando de evitar que el mundo exterior observe su propia represión", indica el comunicado.

"Apoyamos estas aspiraciones legítimas del pueblo iraní y pedimos al gobierno que permita el libre intercambio de ideas e información. Todos deberíamos poder disfrutar de las mismas libertades económicas y políticas básicas, incluido el derecho a una manifestación pacífica", dice Nauert.

En otro párrafo, el comunicado apunta: "Condenamos en los términos más enérgicos posibles las muertes hasta la fecha y las detenciones de al menos mil iraníes. Tenemos amplias autoridades para hacer responsables a aquellos que cometen actos violentos contra manifestantes, contribuyen a la censura o roban al pueblo de Irán. A las víctimas del régimen, les decimos: No serán olvidados".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó en varias ocasiones su apoyo a los manifestantes y el miércoles dijo: "¡Qué respeto para el pueblo de Irán mientras intentan recuperar su gobierno de la corrupción. Verán un gran apoyo de los Estados Unidos en el momento apropiado!".

Trump enfrentará la próxima semana una decisión sobre si continúa renunciando a las sanciones contra Irán que fueron suspendidas en virtud del acuerdo internacional de 2015 para frenar el desarrollo de armas nucleares de Irán. Trump ha atacado repetidamente el acuerdo y las acciones militares de Teherán en Siria, Irán y Yemen.

Teherán culpa a gobiernos extranjeros

Los principales líderes iraníes, incluido Khamenei, han culpado a los gobiernos extranjeros por impulsar las protestas.

El embajador de Irán en la ONU, Gholamali Khoshroo, envió una carta al Consejo de Seguridad y al jefe de la ONU, Antonio Guterres, en la que afirma que en "numerosos tweets absurdos" Trump y el vicepresidente estadounidense Mike Pence estaban "incitando a los iraníes a participar en actos disruptivos".

"La actual administración de EE.UU. ha cruzado todos los límites en las normas de incumplimiento y los principios de derecho internacional que rigen la conducta civilizada de las relaciones internacionales", escribió Khoshroo.

Gholamali Khoshroo, embajador de Irán ante las Naciones Unidas.
Gholamali Khoshroo, embajador de Irán ante las Naciones Unidas.

La delegación de EE.UU. ante la ONU solicitó al Consejo de Seguridad una reunión de emergencia para discutir las protestas, pero hasta ahora no se ha programado ninguna.

Mientras tanto, Pence, en una entrevista con VOA, citó lo que él llamó la "voluntad no arrepentida" de Trump para respaldar a los manifestantes.

"Sé que está dando esperanzas a la gente en las calles de esas ciudades en ese país y vamos a continuar apoyándolos no solo verbalmente, sino a medida que se producen cambios en su país, puedo asegurarle que Estados Unidos y el mundo en general están con el pueblo de Irán que quiere un futuro mejor, más próspero y más libre", dijo.

Alemania, que junto con Estados Unidos y otras cuatro potencias mundiales llegaron a un acuerdo en 2015 con Irán para limitar su programa nuclear a cambio de sanciones, expresó su preocupación por la situación en Irán, al tiempo que dijo que las personas deben tener la oportunidad de protestar pacíficamente. .

"El derecho a la libertad de expresión debe ser respetado", dijo el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Sigmar Gabriel. "Recomendamos encarecidamente no utilizar este conflicto interno-iraní, que tiene su origen en parte en la economía, en parte en la política, lo cual podemos entender, para utilizar este conflicto internacionalmente".

Zeid Ra'ad al-Hussein, jefe de derechos humanos de las Naciones Unidas.
Zeid Ra'ad al-Hussein, jefe de derechos humanos de las Naciones Unidas.

En Ginebra, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, también hizo hincapié en el derecho de los iraníes a que se escuchen sus quejas y pidió que se investiguen todas las muertes y lesiones graves. Instó a las autoridades a "manejar la ola de protestas que se han llevado a cabo en todo el país con gran cuidado para no aumentar aún más la violencia y los disturbios".

Las protestas son la mayor manifestación de descontento público con los líderes clericales de Irán desde las protestas de 2009 contra los resultados de unas controvertidas elecciones presidenciales.

James Jeffrey, un distinguido miembro del Instituto para Política del Cercano Oriente de Washington y ex diplomático, dijo que los disturbios actuales probablemente no deriven en el derrocamiento del gobierno iraní, pero aún así representan un problema importante.

"El sentimiento subyacente es ampliamente compartido en la población", dijo Jeffrey a VOA. "No tienen participación en el crecimiento económico del país, ven a su país involucrado en todas estas aventuras extranjeras en Siria, Líbano, Yemen, Irak, Afganistán, lo que sea, y no ven ningún beneficio de eso".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG