Enlaces para accesibilidad

Inmigración y pago deuda los logros que se le escaparon a Paul Ryan


El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, republicano por Wisconsin, se prepara para dejar el cargo después de 20 años en el Congreso.

El presidente saliente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, nombró el jueves a la inmigración y la deuda nacional como los dos temas que más lamenta no haber logrado mientras se prepara para dejar el cargo después de 20 años en el Congreso, y dice que no tiene planes inmediatos de volver a un cargo público.

El legislador republicano de Wisconsin, candidato a la vicepresidencia en 2012, fue entrevistado por The Washington Post mientras se prepara para retirarse. Ryan también pronunció uno de sus discursos finales, agradeciendo a su personal y los votantes de su distrito legislativo de Wisconsin, donde ganó las elecciones por primera vez en 1998 a los 28 años.

En un desacuerdo con el Senado controlado por su Partido Republicano, Ryan dijo que se opone a una resolución que se aprobó allí y que pide el fin de la participación de Estados Unidos en la guerra de Yemen, liderada por Arabia Saudí. El Congreso ha estado debatiendo cómo castigar al reino por su papel en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

Ryan dijo que la resolución de Yemen "no es el camino a seguir", y en cambio se mostró a favor de invocar la Ley de responsabilidad de los derechos humanos de Magnitsky, que otorga al gobierno de Estados Unidos el poder de imponer sanciones por los abusos de derechos humanos.

"Sí, tenemos muchos intereses estratégicos alineados con los saudíes, es cierto", dijo Ryan. "Aún así, podemos hablar con claridad moral. Podemos tomar medidas que aborden estos problemas".

Ryan eludió las preguntas sobre su relación a veces polémica con el presidente Donald Trump. Pero lamentó lo que dijo que era la relación "hostil" de Trump con los medios de comunicación. Dijo que el "tribalismo" entre los republicanos y los demócratas está "saliéndose de control" porque "la polarización vende".

"Ese tribalismo en nuestro país, para mí, es nuestra perdición", dijo Ryan. "Sí, el presidente tiene una relación hostil con la prensa, no hay duda. Pero esa es la nueva norma en esta época".

La entrevista se produjo en medio de un enfrentamiento presupuestario con Trump sobre la financiación del muro prometido por el presidente a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México. Ryan dijo que no cree que Trump quiera un cierre del gobierno y "nuestra esperanza es que podamos llegar a una conclusión exitosa". Dijo que la responsabilidad estará en la Casa Blanca y los demócratas del Senado para encontrar puntos en común en un proyecto de ley de presupuesto.

"Él (Trump) piensa que el tema de la seguridad fronteriza es un ganador", dijo Ryan. "No creo que vea un cierre como ganador. Creo que ve a la seguridad fronteriza como un ganador. No queremos tener un cierre. No tengo interés en hacer eso. Eso no tiene sentido".

"En cuanto a lo que lamenta no haber hecho, Ryan mencionó el no haber pagado la deuda nacional y no haber aprobado una revisión de la ley de inmigración. Si eso se puede resolver, dijo Ryan, "tendremos un gran siglo XXI".

Sin embargo, Ryan dijo que pensaba que "la historia va a ser muy buena para esta mayoría" debido a la revisión de impuestos que pasó bajo su liderazgo y al aumento de fondos para los militares. Los críticos han dicho que los cambios en los impuestos benefician a los ricos a expensas de la clase media.

Ryan fue elegido presidente de la Cámara de Representantes en 2015 después de decir públicamente que no tenía interés en el cargo. Afirmó que eso contrasta con la representante Nancy Pelosi, quien ha estado negociando con los demócratas para asegurar su apoyo para suceder a Ryan.

"Podría hacerlo en mis propios términos", dijo Ryan. "Este es el beneficio que Nancy no tiene ahora, y creo que está lamentable ... Nuestros miembros sabían que no lo necesitaba, no necesariamente lo quería pero estuve feliz de hacerlo con alegría y felicidad, y realmente me alegro de haberlo hecho".

Ryan dijo que cuando vio a Pelosi recientemente le ofreció sus felicitaciones y condolencias.

Ryan está dejando el cargo cuando Mitt Romney, quien eligió a Ryan como su compañero en la elección presidencial de 2012, se prepara para unirse al Senado en representación de Utah. Ryan dijo que ve a Romney como el "portador estándar de nuestros principios".

El republicano Bryan Steil, un abogado corporativo y ex asesor de Ryan, ganó las elecciones en noviembre para sucederlo en Wisconsin.

Ryan, de 48 años, no dijo qué planea hacer después de dejar el Congreso, aparte de llevar a su esposa de vacaciones a la playa. Cuando se le preguntó si alguna vez estaría interesado en servir como embajador en Irlanda, Ryan, quien tiene ascendencia irlandesa, dijo: "Ese es el único otro trabajo del gobierno al que aspiraría, en mis 60 años, ser embajador en Irlanda".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG