Enlaces para accesibilidad

Olas migratorias humanas están estremeciendo al planeta


Activistas españoles acostados en el piso de una plaza en Madrid protestan en el Día Mundial de los Refugiados. Junio 19 de 2018.

Docenas de migrantes hacían fila afuera de una oficina gubernamental en Italia antes del amanecer el miércoles, empujándose para poder ingresar y solicitar asilo.

El viaje que los trajo a Roma y las noches en vela en las que pensaron si se les permitiría quedarse se repetía en ciudades y países de todo el mundo en el Día Mundial de los Refugiados, cuando millones de personas escapaban de violencia, persecución, guerras y pobreza.

Activistas levantan una pancarta que dice "Detengan el ataque a los refugiados" mientras inmigrantes aguardan para desembarcar del barco "Diciotti" de la Guardia Costera italiana, en el puerto siciliano de Catania, en el sur de Italia, el miércoles 13 de junio de 2018.
Activistas levantan una pancarta que dice "Detengan el ataque a los refugiados" mientras inmigrantes aguardan para desembarcar del barco "Diciotti" de la Guardia Costera italiana, en el puerto siciliano de Catania, en el sur de Italia, el miércoles 13 de junio de 2018.

Olas migratorias humanas están estremeciendo al planeta: Musulmanes rohinya se ven obligados a salir de Myanmar a Bangladesh, adolescentes de México y Centroamérica buscan seguridad en Estados Unidos, la guerra siria deja refugiados, hombres de Sudán del Sur y Nigeria cruzan el Mediterráneo para sustentar a sus familias.

Zarmina, una niña de Afganistán, que huyó de su pueblo con su familia debido a la guerra y la hambruna, camina en un campamento de refugiados, en un suburbio de Islamabad, Pakistán, el martes 19 de junio de 2018.
Zarmina, una niña de Afganistán, que huyó de su pueblo con su familia debido a la guerra y la hambruna, camina en un campamento de refugiados, en un suburbio de Islamabad, Pakistán, el martes 19 de junio de 2018.

"La comunidad internacional debe trabajar con alternativas mutuas y políticas de largo plazo para manejar el fenómeno que afecta a todo el mundo", dijo el presidente italiano Sergio Mattarella, cuyo país es uno de los frentes de llegada migratoria de Europa, en un mensaje sobre el Día Mundial de los Refugiados.

Un grupo de niños juega en el campamento de refugiados de Ritsona, a unos 86 kilómetros (53 millas) al norte de Atenas, en el Día Mundial de los Refugiados, el miércoles 20 de junio de 2018.
Un grupo de niños juega en el campamento de refugiados de Ritsona, a unos 86 kilómetros (53 millas) al norte de Atenas, en el Día Mundial de los Refugiados, el miércoles 20 de junio de 2018.

Aunque la migración a los 35 países más ricos del mundo bajó levemente el año pasado por primera vez desde el 2011, las solicitudes de asilo subieron un 26% en Estados Unidos, de acuerdo con un nuevo informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que representa a los países ricos.

Entre tanto, la agencia para refugiados de la ONU informó esta semana que casi 69 millones de personas fueron desplazadas a la fuerza en el 2017, un récord por quinto año consecutivo.

Inmigrantes buscan entrada legal a los Estados Unidos en McAllen, Texas. (Foto: A. Barros / VOA)
Inmigrantes buscan entrada legal a los Estados Unidos en McAllen, Texas. (Foto: A. Barros / VOA)

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Angel Gurría, insistió en que dado que la migración no va a desaparecer, los países necesitan integrar a los nuevos residentes y preparar a sus ciudadanos para que reciban a los migrantes y no los rechacen. La migración afecta desproporcionadamente a los jóvenes, y él hizo un llamado por políticas de apoyo, especialmente en términos de capacitación y desarrollo de destrezas, de acuerdo al informe.

"La ausencia de la política es lo que está creando esta cacofonía", dijo.

Un policía con un perro patrulla la valla fronteriza en la frontera húngara-serbia cerca de Roszke, a 180 km al sureste de Budapest, Hungría, el 28 de abril de 2017. Hungría ha pedido a la UE que pague la mitad del costo de la cerca construida para evitar el ingreso de inmigrants ilegales.
Un policía con un perro patrulla la valla fronteriza en la frontera húngara-serbia cerca de Roszke, a 180 km al sureste de Budapest, Hungría, el 28 de abril de 2017. Hungría ha pedido a la UE que pague la mitad del costo de la cerca construida para evitar el ingreso de inmigrants ilegales.

En Europa, líderes de países miembros de la Unión Europea están tratando de nuevo de crear soluciones a nivel continental para una crisis migratoria masiva que incluso ha causado enfrentamientos entre países.

El ministro del Interior del nuevo gobierno populista de Italia, Matteo Salvini, rehusó dar permiso para que un bote de rescate arribara a un puerto este mes. La embarcación operada por dos organizaciones sin fines de lucro tenía a bordo 630 migrantes que había sido rescatados mientras trataban de cruzar el Mediterráneo desde Libia.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG