Enlaces para accesibilidad

El impacto de las leyes de inmigración en Estados Unidos durante el 2019


El informe del ICE señala que unos 143,000 extranjeros fueron arrestados y que unos 267,000 fueron deportados (Foto: AP)

El director interino del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), Matthew T. Albence, explicó que la grave crisis en la frontera sur del país afectó a casi todas las operaciones de la agencia.

El funcionario señaló que las afectaciones se extendieron a la gestión interna, la capacidad de detención, transporte, el personal y los gastos en general.

Según un informe divulgado por la propia entidad gubernamental, el ICE arrestó a unos 143,000 extranjeros y deportaron a unos 267,000, lo que supone un aumento respecto al año anterior.

Sin embargo, estas cifras no tienen que causar alarma entre la población, ya que el número total de arrestados por las autoridades representa una disminución del 10 por ciento con respecto al año anterior. Además, es importante resaltar que la mayoría de ellos, un 86 por ciento, tenía condenas penales o cargos pendientes con la justicia.

En esa línea, Albence afirmó que la agencia de inmigración estadounidense esperaba unos resultados de ese tipo, fruto de la grave crisis que hay en la frontera entre Estados Unidos y México.

El portavoz de la agencia estadounidense aseguró que la “crisis fronteriza” y “la falta de voluntad de algunas jurisdicciones locales que optan por poner la política por encima de la seguridad pública” han dificultado el trabajo del ICE.

“Da igual dónde viva en Estados Unidos, porque su seguridad se ve afectada por los criminales extranjeros que vinieron a este país ilegalmente y ahora viven en nuestra comunidad”, comentó Albence en un comunicado difundido a los medios.

En ese sentido, lamentó que “a pesar de los importantes desafíos, ICE sigue comprometido” con su objetivo de reducir al máximo a “los criminales peligrosos y reincidentes”, así como también “restablecer la integridad del sistema de inmigración” de Estados Unidos.

Según explica el informe, más de 350 oficiales de la agencia fueron reasignados en apoyo a las operaciones de la frontera sur para lograr una efectividad mucho mayor a la hora de identificar y detener a los criminales.

Con todo, la agencia llevó a cabo 1,900 detenciones por homicidio, más de 1,800 por secuestro, más de 12,000 por delitos sexuales (5,000 de los cuales eran por agresión sexual), 45,000 por asalto, 67,000 por delitos relacionados con las drogas, 10,000 por armas y 74,000 por manejar bajo la influencia del alcohol y/o las drogas.

Las deportaciones del ICE incluyen tanto a los extranjeros arrestados en el interior del país por la Oficina de Detención y Deportación de Estados Unidos (ERO, por sus siglas en inglés), así como los extranjeros detenidos por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) y entregados a ERO para mejorar los esfuerzos de deportación, aumentaron ligeramente con respecto al año anterior.

Para más información, puede leer el informe completo aquí (en inglés).

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG