Enlaces para accesibilidad

"Dreamer" argentina podría ser deportada hoy

  • Voz de América - Redacción

Daniela Vargas podría ser deportada este mismo viernes por haber dejado expirar su DACA.

La “dreamer” argentina Daniela Vargas, detenida el martes por ICE luego de dar declaraciones a la prensa sobre su situación y la de sus familiares, podría ser deportada este viernes sin ser presentada ante un juez de inmigración, si sus abogados no logran detener su salida.

Vargas de 22 años, fue arrestada poco después de compartir la historia de su familia —incluyendo el arresto de su padre y de su hermano— en Jackson, Mississippi y permanece en un centro de detención en Jena, Louisiana.

La joven argentina estaba amparada por el DACA, el programa creado por el expresidente Barack Obama para proteger de la deportación a ciertas personas que fueron traídos por sus padres a Estados Unidos de manera indocumentada siendo menores.

Uno de sus abogados, Abby Peterson, dijo que el DACA de Vargas expiró en noviembre y retrasó su renovación hasta el mes pasado porque no había podido reunir los $495 dólares que cuesta el trámite. El Servicio de Inmigración recomienda iniciar esos trámites unos cinco meses antes de su expiración para no quedar desprotegido.

Los abogados se apresuraban el jueves por la noche para presentar documentos con la esperanza de detener la inminente deportación.

El miércoles, un portavoz de ICE dijo que Vargas sería sometida a una audiencia en los tribunales para determinar si es elegible para algún tipo de alivio y que no tomarían más acciones hasta que se complementará el procedimiento.

Pero la abogada Peterson dijo que agentes de ICE le dijeron el jueves que la deportación inmediata era procedente porque Vargas entró al país a través de un programa que permitía a los argentinos entrar sin visa y, por lo tanto, no tiene derecho a una audiencia, fianza ni a impugnar su remoción a menos que estuviera pidiendo asilo.

“Tenía siete años [cuando vino a Estados Unidos”, dijo la abogada explicando la situación de Vargas. “Ella no renunció a esos derechos, sus padres renunciaron a ellos. Y ahora ella es una adulta que trata de afirmar sus propios derechos”.

Vargas hizo llegar una declaración desde la prisión a través de su abogada en la que dice no comprender “porqué no me quieren”.

“Yo estoy haciendo lo mejor que puedo. Fuertemente siento que aquí pertenezco y que me tienen que dar una oportunidad de quedarme aquí y hacer algo y trabajar en esta economía”, dijo.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG