Enlaces para accesibilidad

Irma disminuida avanza por Georgia mientras Florida evalúa daños

  • Voz de América - Redacción

Conmocionados residentes de la Florida volvieron a sus hogares destrozados el lunes mientras el debilitado huracán Irma continuaba avanzando tierra adentro, inundando ciudades en el noreste del estado y dejando a millones sin electricidad.

Degradada a tormenta tropical temprano el lunes, Irma ha sido clasificada como uno de los más poderosos huracanes atlánticos registrados.
Dejó sin luz a millones de personas y arrancó los techos de las casas mientras golpeaba una amplia franja de la Florida el domingo y el lunes, y avanzaba hacia los estados vecinos.

Las autoridades dijeron que la tormenta ha matado a 39 personas en el
Caribe y una en Florida, un hombre que fue encontrado muerto en una camioneta que se había estrellado contra un árbol a causa de los fuertes vientos en los Cayos de la Florida el fin de semana.

A las 5 pm ET (2100 UTC) el centro de la tormenta tropical Irma se movía sobre el suroeste de Georgia, trayectoria que continuará durante la noche, y avanzará hacia Alabama el martes. El sistema tiene vientos máximos sostenidos de 50 mph (85 km/h) con ráfagas más altas. El Centro Nacional de Huracanes espera que se convierta en depresión tropical el martes.

En el barrio Little Haiti de Miami, la gente regresó a los destrozos de remolques destruidos por la tormenta después de que la ciudad escapó a lo peor de los vientos de Irma, pero experimentó fuerte inundación.

La debilitada pero peligrosa tormenta azotó la madrugada del lunes la región de la bahía de Tampa.

"Más unidos que nunca"

En Washington, el presidente Donald Trump envió un mensaje sobre Irma y los daños que ha causado. El mandatario garantizó que los estadounidenses "están más unidos que nunca" y que trabajan de la mano con las autoridades para ayudar a las personas en necesidad en estos momentos.

Trump hizo el comentario durante un evento recordatorio por el 16 aniversario de los ataques terroristas del 11 de Septiembre de 2001, en el que rindió homenaje a los "héroes", víctimas y personas que trabajaron para rescatar y salvar vidas durante los atentados.

El domingo, el presidente Trump enmendó la Declaración de Desastre por el huracán Irma para las Islas Vírgenes, a fin de autorizar un aumento de fondos federales para la remoción de escombros y medidas de protección de emergencia . El mandatario también declaró como área de desastre mayor al estado asociado de Puerto Rico y al estado de Florida, ordenando ayuda federal para suplementar los esfuerzos de recuperación en ambas partes.

Los aeropuertos más importantes de Florida permanecen cerrados y las cancelaciones de vuelos se extienden al norte tras el paso de Irma. American Airlines indicó que no reiniciaría sus vuelos al menos hasta el martes.

Las autoridades en Miami y ciudades aledañas evalúan los daños que fueron menores a los que se anticiparon por la fuerza con la que Irma llegó al Estado de Florida.

Entrevista con Daisy Baéz, legisladora Estatal de Florida

En conversación telefónica con la VOA, la legisladora del Congreso de Florida, Daisy Baéz, que realizaba un recorrido por las zonas más afectadas del estado, dijo que los preparativos del gobernador Rick Scott y las autoridades del Condado Miami-Dade, así como de la ciudad de Miami, contribuyeron a que no hubiera fatalidades, aunque lamentó muchos daños estructurales, especialmente en Brickell, en el centro de la ciudad que fue inundado.

Baéz señaló que afortunadamente las aguas están cediendo y dijo que ahora el mayor problema son los árboles caídos.

Más de seis millones siguen sin electricidad en Florida.

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Thomas Bossert, advirtió sobre el peligro en algunas zonas.

“No se apresuren a regresar… todavía hay condiciones peligrosas con cables eléctricos caídos e inundaciones… problemas que serían mayores si retornan… es una medida de seguridad para resguardar sus vidas”, alertó.

Bossert, también dijo que entre las prioridades de las agencias gubernamentales, están "salvar vidas en Jacksonville y los Cayos" donde se ha concentrado la atención en este momento".

"Estamos dirigiendo los recursos donde sean necesarios", explicó. "Estamos preocupados por las inundaciones, los escombros, la restauración de la electricidad y el acceso a los combustibles".

Un paciente es evacuado en bote del Centro Médico St. Vincent debido a la inundación causada por el huracán Irma, que cubrió el primer piso del hospital en Jacksonville, Florida. Sept. 11, 2017.
Un paciente es evacuado en bote del Centro Médico St. Vincent debido a la inundación causada por el huracán Irma, que cubrió el primer piso del hospital en Jacksonville, Florida. Sept. 11, 2017.

El aeropuerto Internacional de Miami, uno de los de mayor actividad del país, paralizó los vuelos de pasajeros al menos por este lunes. Según el sitio FlightAware.com, unos 3.582 recorridos fueron cancelados por la tormenta.

La policía informó que había detenido a 29 personas en el Condado Miami-Dade por saqueos y robos. En Fort Lauderdale, 19 personas fueron detenidas por saqueo.

Irma retiró el agua de las bahías, anegó parte del centro de Miami y derribó al menos tres grúas de construcción - dos en Miami y una en Fort Lauderdale.

Más de 160.000 personas se encontraban hasta la mañana de este lunes en albergues habilitados en todo el estado.

En una de las mayores evacuaciones en la historia de Estados Unidos, las autoridades advirtieron a casi siete millones de residentes del suroeste que busquen refugio en otra parte, incluyendo 6,4 millones de personas solo en Florida.

Escombros de una vivienda destruida en Key Largo, Florida, luego del paso del huracán Irma. Sept. 11, 2017.
Escombros de una vivienda destruida en Key Largo, Florida, luego del paso del huracán Irma. Sept. 11, 2017.

Daños estimados

La tormenta causó unos 20.000 a 40.000 millones de dólares en daños a propiedades aseguradas en Florida, estimó la firma de modelos de catástrofe AIR Worldwide.

La cifra es menor que las proyecciones hechas antes del advenimiento de la tormenta, calculadas en hasta 50.000 millones de dólares en pérdidas de seguros. La noticia impulsó las acciones en Wall Street calmando los temores de que Irma podía afectar el crecimiento económico de EE.UU.

Grady Howell, de Plant City, Florida, ayuda a un amigo a salvar pertenencias de una casa móvil inundada tras el huracán Irma. Sept. 11, 2017.
Grady Howell, de Plant City, Florida, ayuda a un amigo a salvar pertenencias de una casa móvil inundada tras el huracán Irma. Sept. 11, 2017.

La escasez de gasolina sentida mayormente en Florida a causa de las masivas evacuaciones, se extendía este lunes a Georgia, donde hasta la mañana unas 545 estaciones carecían de combustible, según el servicio de información Gas Buddy.

Analistas de Goldman Sachs dijeron en una nota el lunes que posiblemente la demanda por gasolina continuará por un tiempo debido no solo al huracán Irma sino a los daños que causó en las refinerías de Texas el huracán Harvey hace dos semanas.

Residentes de Hialeah, Florida, hacen fila para comprar café cubano y alimentos en un restaurante, luego del paso del huracán Irma. Sept. 11 de 2017.
Residentes de Hialeah, Florida, hacen fila para comprar café cubano y alimentos en un restaurante, luego del paso del huracán Irma. Sept. 11 de 2017.

Se anticipa que la cada vez más debilitada Irma avance por Georgia, Alabama, Misisipi, Tenesí y más allá.

Es la primera vez que Atlanta emite una advertencia por tormenta tropical y muchas escuelas de la región cancelaron las clases ante la llegada de Irma.​

En Georgia, pasado el mediodía del lunes unas 400.000 personas se quedaron sin electricidad a causa de apagones causados por Irma

CUBA

Al menos 10 personas murieron en Cuba a causa del huracán Irma, la mayoría aplastadas por estructuras que se derrumbaron, informaron autoridades de la isla el lunes.

Siete de las muertes ocurrieron en la provincia de la Habana, las demás en Matanzas, Ciego de Ávila y Camaguey, según autoridades de Defensa Civil. La tormenta impactó la isla el viernes por la noche como huracán de categoría 5.

Residentes de La Habana se mueven entre las inundadas calles de la ciudad tras el paso del huracán Irma. Sept. 10, 2017.
Residentes de La Habana se mueven entre las inundadas calles de la ciudad tras el paso del huracán Irma. Sept. 10, 2017.

"Dada la intensidad inmensidad de su tamaño, prácticamente ninguna región escapó a su impacto", dijo el presidente cubano Raúl Castro en un comunicado publicado por la prensa estatal el lunes. Castro urgió a los cubanos a unirse para reconstruir el país.

"La tarea que tenemos ante nosotros es inmensa, pero con un pueblo como el nuestro, ganaremos la batalla más importante: la recuperación", señaló.

Cubanos avanzan por el inundado Malecón de La Habana tras el paso del huracán Irma por Cuba. Sept. 10, 2017.
Cubanos avanzan por el inundado Malecón de La Habana tras el paso del huracán Irma por Cuba. Sept. 10, 2017.

Irma arrancó techos, derribó árboles y postes de luz, inundó muchas ciudades costeras incluida La Habana, y dejó a millones sin electricidad. El presidente Castro dijo que no se ha podido aún evaluar el total de los daños, pero que el huracán afectó infraestructura, ganado y el sistema eléctrico, así como la agricultura.

La prensa estatal dijo que Irma ha dañado seriamente la dilapidada industria azucarera.

Una cubana nada en una calle inundada de La Habana tras el paso del huracán Irma por Cuba. Sept. 10, 2017.
Una cubana nada en una calle inundada de La Habana tras el paso del huracán Irma por Cuba. Sept. 10, 2017.

No obstante, el sector turístico estará listo a tiempo para la temporada alta a fin de año, dijo Raúl Castro.

Entrevista: Colaboración de Gioconda Tapia Reynolds

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG