Enlaces para accesibilidad

Nate podría llegar a Luisiana como huracán categoría dos

  • Voz de América - Redacción

Trayectoria de la tormenta Nate el sábado por la mañana.

La tormenta tropical Nate ganaba fuerza el sábado en su rápido avance sobre el centro del Golfo de México en dirección hacia Luisiana, Estados Unidos, donde podría llegar durante la noche del sábado, posiblemente como huracán categoría dos.

Según el Centro Nacional de Huracanes el sistema se acercará a la costa estadounidense a eso de las 7 de la noche del sábado y más tarde a la costa de Mississippi.

Los meteorólogos habían hablado antes de que el huracán solo alcanzaría categoría uno

Las autoridades de Luisiana ordenaron a algunas personas que evacuaran zonas costeras e islas antes de la llegada de la tormenta. En algunas plataformas petrolíferas del Golfo de México también se iniciaron evacuaciones.

Estación de bombeo en Luisiana, donde la ciudad se prepara para la llegada del huracán Nate.
Estación de bombeo en Luisiana, donde la ciudad se prepara para la llegada del huracán Nate.

En la ciudad de Nueva Orleans, devastada por el huracán Katrina en 2005 algunos de sus residentes fueron evacuados a zonas seguras.

“La mayor amenaza de esta tormenta en particular no es la lluvia, sino fuertes vientos”, dijo el alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu.

El gobierno de Mississippi anunció la apertura de 11 centros de evacuación en zonas alejadas de la costa, con autobuses disponibles para los que no pudieran conducir.

Nate podría elevar el nivel del mar entre 1,2 y 2,1 metros en la zona entre Morgan City, Luisiana, y la frontera entre Alabama y Florida, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

El sábado por la mañana la tormenta se encontraba unos 550 km al sur-suroeste de la desembocadura del río Mississippi y avanzaba al norte-noroeste a 35 kmh (22 mph). Tenía vientos sostenidos máximos de unos 130 kilómetros por hora, según el centro con sede en Miami.

Una carretera destruida tras el paso de Nate por Costa Rica.
Una carretera destruida tras el paso de Nate por Costa Rica.

Nate en Centroamérica

En Centroamérica, Nate arrasó con carreteras y pueblos, desbordó ríos y derribó árboles, dejando a su paso al menos 12 muertos en Nicaragua, nueve en Costa Rica, dos en Honduras y dos en El Salvador, según autoridades locales de protección civil. También calculan una treintena de desaparecidos en la región.

En Costa Rica y en Nicaragua hay unos 20.000 damnificados por las inundaciones y varias zonas de ambos países permanecen incomunicadas por vía terrestre debido a los aludes, lo que está complicando las labores de rescate y el envío de ayuda a miles de damnificados en riesgo.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG