Enlaces para accesibilidad

Alcalde: Houston está “abierta” a pesar de los obstáculos


El alcalde de Houston, Sylvester Turner, de camisa azul, participa en una entrega de víveres a los damnificados del huracán Harvey, organizada por el jugador de fútbol americano J.J. Watt (de camisa negra).

El alcalde de Houston, Sylvester Turner, quiere que el mundo sepa que su ciudad está “abierta a los negocios” aunque la evaluación de los daños y la limpieza de escombros tras el huracán Harvey apenas ha comenzado.

“Cualquiera que estuviese planeando una conferencia o una convención o un evento deportivo o un concierto en esta ciudad, puede seguir viniendo”, dijo a la televisora CBS. “Podemos hacer varias cosas a la vez”.

El alcalde insistió en que gran parte de la ciudad esperaba volver a la normalidad tras el feriado del Día del Trabajo de este lunes y dijo que el gobierno municipal abriría normalmente y esperaba que sucediera lo mismo en la mayoría de oficinas y negocios de la ciudad.

Pero para muchos cuyas viviendas todavía están inundadas, la orden que han recibido del alcalde es la de salir. El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos planea seguir liberando agua de dos reservas acuíferas en la parte oeste de Houston para evitar daños a las represas, pero tal acción deliberadamente inundaría hasta unas 20.000 casas.

El alcalde Turner dice que cualquiera que se rehuse a salir no solo pone en peligro su propia vida, sino también la de los socorristas.

Otra de las preocupaciones era la literalmente explosiva situación en la planta Arkema en Crosby, en las afueras de la ciudad que fue dañada por las inundaciones, pero esta se redujo después de que funcionarios realizaron el domingo en la noche una quema controlada de componentes altamente inestables en el complejo.

Las autoridades dijeron que seguirán monitoreando el aire y mantuvieron la orden de desalojo para las personas que viven a 2,4 kilómetros (1,5 millas) de la planta.

El agua inundó también al menos cinco almacenes “Superfund” (Superfondos) de residuos tóxicos cerca de Houston y algunos más podrían presentar daños, aunque funcionarios de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) todavía no evaluaron el alcance total de los daños.

El gobierno de Texas, Greg Abbott, dijo a la CNN que la EPA está “trabajando ya en algunos de ellos”, pero “tienen limitaciones en su capacidad para chequear algunos de ellos simplemente por el agua”.

Según Turner, el agua potable de Houston no se ha visto afectada por la tormenta. “Esperamos que la EPA revise esos sitios Superfund para asegurar que la contaminación está contenida y es limitada”, explicó a CBS.

Casi 450.000 hogares en la zona afectada por el huracán se han registrado ya para obtener ayuda de la Agencia Federal de Manejo de Desastres y la Casa Blanca ha dicho que todos los que necesiten ayuda la recibirán

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG