Enlaces para accesibilidad

Renuncia directora de Comunicaciones de la Casa Blanca


Hope Hicks, captada a su llegada al Capitolio el martes 27, cuando se presentó a testificar ante una Comisión de la Cámara de Representantes.

Hope Hicks, directora de Comunicaciones de la Casa Blanca y una de las colaboradoras más leales al presidente Donald Trump anunció su renuncia el miércoles, un día después de declarar como testigo ante el Congreso.

La exmodelo de 29 años, que sin tener experiencia política se unió a la campaña de Trump en 2016, dijo que planea dejar la Casa Blanca en las próximas semanas.

En un comunicado, Hicks dijo que "no hay palabras para expresar mi gratitud al presidente Trump. Le deseo al presidente y su administración lo mejor mientras continúe guiando al país".

Hope Hicks.
Hope Hicks.

El martes había testificado ante la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes como parte de la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016. Fue allí donde presuntamente admitió que como parte de su trabajo en el gobierno de Trump, ha tenido que decir "mentirillas" para defender al mandatario.

También fue interrogada por el equipo del fiscal especial Robert Mueller sobre su papel en la elaboración del comunicado acerca de la reunión en 2016 entre el hijo mayor del mandatario, Donald Trump Jr., y ciudadanos rusos.

Varios funcionarios dijeron a The New York Times, el medio que primero reportó la renuncia, que su salida no está relacionada con su testimonio ante la Comisión.

Por su parte, el presidente agradeció la labor desempeñada por Hicks y dijo que ella "en verdad es una gran persona".

"Hope es extraordinaria y ha hecho un gran trabajo durante los tres años pasados", dijo el mandatario en un comunicado. "Es lista y cuidadosa como el que más, en verdad una gran persona. Extrañaré tenerla a mi lado pero cuando me abordó sobre la posibilidad de buscar otras oportunidades, la comprendí totalmente. Estoy seguro que volveremos a trabajar juntos en el futuro".

Hope no ha dicho cuál será su próximo trabajo y tampoco está claro cuando exactamente se retirará de la Casa Blanca.

La renuncia de Hicks deja un vacío en el equipo de comunicaciones de la Casa Blanca y en las filas de colaboradores de confianza del presidente, pero no es la única de esta semana.

El anuncio se produjo un día después de uno similar sobre la inminente salida del subdirector de comunicaciones Josh Raffel, y pocos días después que la acreditación de seguridad de Jared Kushner, yerno del mandatario y uno de los principales colaboradores de la Casa Blanca, fuera degradada, lo que restringirá su acceso a información clasificada.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG