Enlaces para accesibilidad

Honduras: Nasralla concede derrota en elecciones


El candidato presidencial hondureño Salvador Nasralla en conferencia de prensa en Tegucigalpa, aceptó la derrota en las elecciones presidenciales del 26 de noviembre. Dic. 22 de 2017.

TEGUCIGALPA - HONDURAS (AFP) - Honduras parece haber evitado una crisis el viernes, luego de que el candidato opositor admitiera la derrota en la disputada elección presidencial y Estados Unidos reconoció al titular como el vencedor.

El izquierdista Salvador Nasralla, concedió la derrota poco después de que el aliado clave de Honduras respaldara la reelección del presidente Juan Orlando Hernández, luego de un mes de enfrentamientos callejeros, en algunos casos mortales.

"Con la decisión de Washington, ya no estoy en la carrera", dijo Nasralla a la estación de televisión HCH. Mientras hablaba, la policía desmantelaba la última barricada erigida alrededor de la capital por sus partidarios para protestar por la votación.

La policía de Honduras levanta una barricada de partidarios del candidato presidencial de oposición Salvador Nasralla, en las afueras de Tegucigalpa. Diciembre 22 de 2017.
La policía de Honduras levanta una barricada de partidarios del candidato presidencial de oposición Salvador Nasralla, en las afueras de Tegucigalpa. Diciembre 22 de 2017.

Washington es el principal donante de ayuda de Honduras y su mayor socio comercial, y los diplomáticos estadounidenses han estado siguiendo los acontecimientos en la empobrecida república centroamericana desde las elecciones del 26 de noviembre.

El conteo de votos tomó más de una semana con misteriosas detenciones del proceso, y la alianza izquierdista de oposición ha alegado que Hernández ganó mediante fraude.

Pero el viernes, el Departamento de Estado de EE.UU. Felicitó al candidato de 49 años por su reelección, con la condición de que todas las "irregularidades" en la votación sean investigadas a fondo.

"Se debe emprender un importante esfuerzo a largo plazo para sanar la división política en el país y promulgar las reformas electorales que tanto se necesitan", dijo la portavoz Heather Nauert.

"Instamos a los ciudadanos o partidos políticos hondureños a impugnar el resultado de usar las vías establecidas por la ley hondureña".

Nauert señaló que los observadores de votos tanto de la Organización de Estados Americanos como de la Unión Europea habían notado deficiencias en la forma en que se llevaron a cabo las elecciones.

Insistió en que el Tribunal Electoral Supremo de Honduras debería investigar "y revisar completamente cualquier impugnación presentada por los partidos políticos".

Washington instó a todos los hondureños a que se abstengan de la violencia y advirtió que las fuerzas de seguridad del gobierno que no respetan los derechos de los manifestantes pacíficos deben rendir cuentas.

- Fuerza excesiva -

Las autoridades hondureñas declararon el toque de queda el 1 de diciembre después de que estallaran las protestas de la oposición.

El organismo de vigilancia de los derechos humanos Amnistía Internacional había rastreado 14 muertes hasta el 8 de diciembre y acusó a la policía militar de actuar con brutal impunidad contra los manifestantes.

Las Naciones Unidas también han expresado su preocupación por el "uso excesivo de la fuerza".

Hubo menos indicios de problemas el viernes, y la policía pudo desmantelar rápidamente los intentos de barricadas en la entrada de la capital, Tegucigalpa.

La Alianza de oposición contra la dictadura ha pedido "protestas pacíficas" y ha afirmado que hasta 34 personas han muerto desde que surgió el problema.

Según los resultados oficiales, Hernández venció al Nasralla de la Alianza por 1,5 puntos porcentuales.

Nasralla sostiene que ganó la votación, y viajó a los Estados Unidos esta semana para presionar las denuncias de fraude en reuniones con funcionarios del Departamento de Estado y la OEA con sede en Washington.

Pero esta semana, los Estados Unidos se inclinaba por respaldar a Hernández, cuyo gobierno fue uno de los nueve en todo el mundo que respaldaron a Washington en la votación de esta semana en la ONU, que lo amonestó por su reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel.

Un alto funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos dijo a la AFP esta semana que Washington no había visto "nada que altere el resultado final".

Y el martes, Hernández instó a la oposición a entablar conversaciones con él para calmar la crisis.

Pero la oposición rechazó el llamado y Nasralla, un aliado del derrocado presidente Manuel Zelaya, de 64 años, exigió que la votación se realice nuevamente.

El expresidente de Honduras Manuel Zelaya llega a una barricada colocada por partidarios del candidato presidencial de oposición Salvador Nasralla en las afueras de Tegucigalpa. Dic. 22 de 2017.
El expresidente de Honduras Manuel Zelaya llega a una barricada colocada por partidarios del candidato presidencial de oposición Salvador Nasralla en las afueras de Tegucigalpa. Dic. 22 de 2017.

La oposición no se debe haber sorprendido por el apoyo de Washington a Hernández, que es visto como un títere de Estados Unidos. Zelaya se burló de él como "el embajador de Estados Unidos en Honduras".

"Vamos a continuar permanentemente en las calles, no tenemos que rendirnos", declaró en UneTV. "Es la resistencia navideña".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG