Enlaces para accesibilidad

Exministro guatemalteco va a juicio en España por muerte de reos

  • Voz de América - Redacción

El exministro de Interior de Guatemala Carlos Vielmann (centro) compareció ante un juez de la Audiencia Nacional en Madrid, España, el martes, 10 de enero, de 2017.

Carlos Vielmann, que goza de nacionalidad española, defendió ante el juez la legalidad de sus actividades como ministro del Gobierno entre 2004 y 2007.

El exministro guatemalteco Carlos Vielmann se enfrenta a 40 años de prisión en el juicio que comenzó el martes en Madrid por su presunta responsabilidad en la ejecución extrajudicial de diez reos que se habían fugado o amotinado hace una década.

Vielmann, que desde 2009 goza de nacionalidad española, defendió ante la juez de la Audiencia Nacional, en Madrid, la legalidad de sus actividades como ministro de Gobernación entre 2004 y 2007, en el gobierno de Óscar Berger.

La fiscalía acusa al exministro de diseñar con altos cargos de la Policía Nacional y funcionarios del sistema penitenciario dos planes para asesinar sin juicio previo a un prisionero fugado de la cárcel de alta seguridad conocida como "El Infiernito" en 2005, y a siete más que se amotinaron en la granja modelo de rehabilitación conocida como "El Pavón" en 2006.

Además, la acusación popular, representada por la Asociación Pro Derechos Humanos de España, y la ejercida de forma particular por dos familias acusan a Vielmann de estar implicado en la muerte de otros dos reos de "El Infiernito".

"Yo en temas operativos no he participado, aquí se ha dicho mucha cosa que no era cierta" se defendió Vielmann ante las preguntas del fiscal sobre su supervisión del "Plan Gavilán", que se ejecutó en octubre de 2005 para la recaptura de 19 reclusos fugados de la cárcel de alta seguridad de Escuintla, conocida como "El Infiernito".

Los 40 años de prisión solicitados por la fiscalía suponían la pena máxima que permitía la legislación española en el momento de los hechos, indicó el fiscal en su escrito de acusación, aunque una reforma posterior en la normativa penal española habilitó penas de prisión permanente revisable.

La fiscalía responsabiliza a Vielmann, como máximo responsable de este plan, de la muerte de un reo a manos de cargos operativos de la policía y funcionarios de penitenciarías que luego alteraron la escena del crimen para escenificar un tiroteo durante la supuesta huida de uno de los reos. Otros dos de los fugados también aparecieron muertos.

En otro caso separado, en septiembre de 2006, siete prisioneros de la granja modelo de rehabilitación "El Pavón", al este de la capital guatemalteca, fueron abatidos durante una operación para recuperar el control del recinto penal que fue bautizado oficialmente como "Pavo Real".

Según el escrito de acusación de la fiscalía, las ejecuciones extrajudiciales se realizaron a sangre fría tras seleccionar al grupo de víctimas de una lista elaborada por el grupo que dirigía Vielmann.

"Tengo una hoja de vida que me ha costado hacer, he tenido éxito empresarial," dijo Vielmann al fiscal en la vista del martes. "Yo mi nombre no lo iba a manchar por permitir la muerte de reclusos." Vielmann ha dicho públicamente que los prisioneros murieron cuando se resistieron la acción de los policías.

A lo largo de 12 sesiones hasta finales de febrero, el juicio tiene previsto que testifiquen el expresidente Berger, que lo hará el martes por vía de teleconferencia desde Guatemala, así como familiares de las víctimas y otras personas.

XS
SM
MD
LG