Enlaces para accesibilidad

Fuerzas aliadas arrebatan a ISIS el mayor yacimiento petrolero en Siria

  • Voz de América - Redacción

Esta foto, del 30 de julio de 2017, muestra un pozo petrolero controlado por las Fuerzas Democráticas Sirias en el noreste de Siria.

Fuerzas aliadas de Estados Unidos arrebataron al grupo Estado Islámico el control del mayor yacimiento petrolífero de Siria el domingo, lo que significa un gran avance en la lucha contra los extremistas y apoderarse de un área codiciada por las fuerzas progubernamentales.

Con ISIS en retirada en Siria e Irak, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por los kurdos y las fuerzas gubernamentales sirias respaldadas por Rusia han estado tomando acciones para apoderarse de partes de la provincia de Deir el-Zour, rica en petróleo.

Las FDS, con apoyo de una coalición de Estados Unidos, informaron que expulsaron al grupo Estado Islámico del principal yacimiento de gas natural del de Al-Omar en una “operación militar rápida y amplia”. Dijeron que algunos milicianos habían tomado el control de petroleras, donde se llevaron a cabo los enfrentamientos.

El experto en temas del Oriente Contemporáneo, Paulo Botta, afirma en entrevista con la Voz de América desde Buenos Aires, Argentina, que en este ámbito hay buenas y malas noticias.

En las primeras, Botta remarca que la retirada de los extremistas y la pérdida de territorio y fondos económicos los incapacita para continuar su estela de terror y muerte en la zona, pero dice al mismo tiempo que este desbande obliga a gente con entrenamiento militar a desplazarse para generar células terroristas que seguirán haciendo daño.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó que las fuerzas progubernamentales se han retirado de la zona que rodea el yacimiento de Al-Omar después de ser fuertemente atacadas por los milicianos del Estado Islámico. Las fuerzas gubernamentales están a 3 kilómetros (2 millas) del yacimiento.

Las tropas de Siria, respaldadas por aviones de guerra rusos y milicias respaldadas por Irán, han tomado casi todas las partes de la provincia Deir el-Zour, así como la ciudad de Mayadeen, justo al otro lado del río Éufrates.

Omar Abu Layla, un activista originario de Deir el-Zour que ahora reside en Europa y monitorea los enfrentamientos a través de contactos que tiene ahí, dijo que las FDS habían ingresado al terreno pero que continúan combatiendo a los militantes que se encontraban en las casas adyacentes.

El grupo Estado Islámico tomó el control de Al-Omar en 2014, cuando el grupo se extendió por amplias zonas de Siria e Irak. Se estima que el yacimiento produce alrededor de 9.000 barriles al día, lo que lo convierte en una fuente clave de ingresos para los extremistas. Se desconoce su potencial actual, después de una serie de ataques de la coalición liderada por Estados Unidos contra las instalaciones petroleras controladas por ISIS.

El gobierno perdió el control del yacimiento de Al-Omar ante los extremistas en 2013.

La televisora Al-Manar, operada por Jezbolá, dijo que la lucha por Al-Omar aún estaba en marcha y negó que las FDS la hayan capturado. El grupo miliciano libanés lucha junto a las fuerzas del presidente sirio Bashar Assad.

El grupo extremista conocido también por las siglas ISIS ha sufrido una serie de reveses importantes en los últimos meses, entre ellos la pérdida de la ciudad siria de Raqqa, que fue proclamada por los extremistas como su capital, y la ciudad iraquí de Mosul. La mayor parte del territorio que ocupaba ISIS ha sido ocupado por una serie de fuerzas sirias e iraquíes.

Colaboración con la entrevista de Gioconda Tapia Reynolds

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG