Enlaces para accesibilidad

Grecia: Informante de asesinato pide que no la entreguen a Malta


Activistas de la sociedad civil protestan afuera de la Embajada de Grecia en Ta'Xbiex, Malta, el 27 de marzo de 2018, para pedir al gobierno griego que de asilo político a Maria Efimova, una exempleada del Banco Pilatus que proporcionó información relacionada con el asesinato de la periodista de investigación Daphne Caruana Galizia en 2017.

Una supuesta informante rusa en un escándalo de corrupción y asesinato maltés, que está luchando para que Grecia no la entregue, dijo el martes que su vida correría peligro si la devolvían a Malta.

Maria Efimova, una ex funcionaria de 36 años del Pilatus Bank, dijo que estaría dispuesta a testificar nuevamente sobre el presunto escándalo que involucra a sus antiguos empleadores si el caso fuera a juicio, aunque no en Malta.

"Estoy lista para testificar, pero no en Malta. Si vuelvo, mi vida estaría en gran peligro", dijo en una conferencia en Atenas.

Se cree que Efimova es una fuente clave de la periodista de investigación maltesa Daphne Caruana Galizia, quien murió en la explosión de un coche bomba en octubre pasado cuando levantó la tapa de la corrupción generalizada en su tierra natal.

Después del asesinato, sus hijos pidieron al primer ministro, Joseph Muscat, que renunciara, alegando que estaba supervisando un estado mafioso.

Efimova y su abogado griego dijeron el martes que el manejo de su testimonio original por parte de las autoridades maltesas sugería que el Pilatus Bank estaba bien conectado.

Aunque Efimova dijo que se le había asegurado el anonimato, su nombre apareció en los periódicos malteses el día después de haber hablado con un juez.

Pilatus Bank posteriormente acusó a Efimova de malversar 5.000 euros (5.800 dólares), una suma tan trivial que normalmente no debería merecer una orden de entrega de la Unión Europea, dijo su abogado Alexandros Papastergiopoulos.

Cuando la policía maltesa la llevó a interrogarla, Efimova dijo que trataron de intimidarla.

"Dijeron que iba a recibir una sentencia de cinco años y que me matarían en prisión", dijo la madre de dos.

"Fue entonces cuando me di cuenta de lo poderoso que es este banco", afirmó.

En un paso inusual, la policía maltesa también permitió que los gerentes de Pilatus estuvieran presentes durante su interrogatorio, indicó la mujer.

Un concilio de jueces griegos en abril bloqueó inicialmente la entrega de Efimova a Malta, pero un alto fiscal estatal impugnó recientemente el fallo, enviando así el caso a la Corte Suprema.

Se espera un veredicto el 14 de junio.

Después de huir inicialmente a Creta, Efimova se rindió a la policía en Atenas en marzo.

"No tenía intención de esconderme. No me siento culpable", dijo el martes.

También negó las afirmaciones del gobierno de Malta de que ella es una espía rusa.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG