Enlaces para accesibilidad

May ordena máximo nivel de alerta y refuerzos militares

  • Voz de América - Redacción

La primera ministra británica Theresa May habla a la prensa afuera de su residencia oficial, en Downing Street, London, al día siguiente después de un aparente ataque suicida durante un concierto de Ariana Grande en Manchester el lunes por la noche.

Gran Bretaña elevó el alerta de amenaza terrorista de severo a crítico, el máximo nivel, luego del ataque suicida del lunes por la noche en Manchester, que dejó 22 muertos, entre ellos varios niños, y unos 70 heridos.

Un grupo independiente decide sobre el nivel de alerta de amenaza.

La primera ministra Theresa May ordenó a las fuerzas armadas ayudar a proteger la seguridad de la nación. Los militares resguardarán lugares clave para que la policía pueda hacer patrullajes.

Los soldados también ayudarán a vigilar eventos públicos como conciertos y competencias deportivas por considerar que nuevos ataques son "potencialmente inminentes", dijo May.

Policías armados patrullan las calles cercanas al Manchester Arena.
Policías armados patrullan las calles cercanas al Manchester Arena.

La Primera Ministra y otros candidatos cancelaron sus actos de campaña para las elecciones generales del 8 de junio.

ISIS se atribuye ataque

El grupo Estado islámico reclamó responsabilidad del ataque en el Manchester Arena durante el concierto de Ariana Grande, aunque la inteligencia estadounidense dijo que no se ha podido verificar.

En una declaración traducida del árabe, ISIS dijo que un "soldado del califato" colocó explosivos en una reunión de "cruzados" - que significa cristianos - en el Manchester Arena. La declaración dice que unas 30 personas murieron y otras 70 resultaron heridas.

El atacante identificado

La policía de Manchester ha identificado a Salman Abedi, de 22 años, como el sospechoso suicida. Los investigadores buscan a posibles cómplices del atacante.

Funcionarios de seguridad estadounidenses, que citaron a agentes de inteligencia británicos, dijeron que el sospechoso es originario de Manchester, nacido en 1994, de padres libios que emigraron a Londres antes de establecerse hace 10 años en Fallowfield, un área en el sur de Manchester.

Las autoridades también arrestaron a un joven de 23 años, que sería hermano de Abedi y podría estar involucrado en el ataque. Según funcionarios de seguridad estadounidenses, Abedi tiene también una hermana llamada Jomana.

La vivienda del supuesto atacante fue allanada el martes.

Una fuente del gobierno estadounidense dijo que investigadores tratan de averiguar si Abedi viajó a Libia y si ha estado en contacto con militantes del Estado Islámico.

Abdalla Youseff, un vocero de la mezquita Didsbury, en Manchester, dijo que el hermano y el padre de Abedi oraban en el lugar, pero el sospechoso lo hacía en otro templo.

El hombre dijo que conocidos de la familia le confirmaron que el padre, la hermana y el resto de la familia se mudaron a Libia después de la revolución, luego de que Gadaffi fuera asesinado, y han vivido allí desde entonces.

Señaló además que es posible que los hermanos hayan viajado juntos entre los dos países, desde ese tiempo. Un administrador de la mezquita, Fawzi Haffar, dijo que el padre de Abedi vive en Libia desde hace algún tiempo.

Partidarios de ISIS celebran

Cuentas de Twitter afiliadas al Estado Islámico han usado "hashtags" ligados a la explosión para publicar mensajes de celebración, y algunos usuarios instaron a que se realicen ataques similares en otros lugares.

"Parece que las bombas de la fuerza aérea británica sobre los niños de Mosul y Raqqa han regresado a #Manchester", escribió un usuario llamado Abdul Haqq en Twitter, en referencia a las ciudades iraquíes y sirias en poder del grupo, donde una coalición liderada por Estados Unidos lleva a cabo incursiones aéreas.

El ataque

Funcionarios forenses investigan un área cercana al ataque en el Manchester Arena.
Funcionarios forenses investigan un área cercana al ataque en el Manchester Arena.

La explosión estremeció el Manchester Arena, un estadio con capacidad para 21.000 persnas, alrededor de las 22:30 hora local el lunes, justo cuando la cantante estadounidense Ariana Grande, ídolo de adolescentes, concluía su concierto.

“El atacante, puedo confirmarlo, murió en la arena. Creemos que llevaba un explosivo improvisado, el cual detonó, causando esta atrocidad”, dijo el jefe policial, Ian Hopkins.

La Policía rápidamente comenzó a tratar la explosión como un acto de terrorismo.

Trump los llama "perdedores"

El presidente Donald Trump, de visita en Belén, envió sus condolencias al pueblo británico y dijo que los atacantes son “perdedores” y reiteró su llamado a expulsar a los terroristas.

“Extiendo mis más profundas condolencias a quienes han resultado tan terriblemente golpeados en este ataque terrorista y a los muchos muertos y sus familias, tantas familias. Estamos absolutamente solidarios con el pueblo del Reino Unido”, dijo Trump.

“Tanta gente joven hermosa e inocente, viviendo y disfrutando sus vidas, asesinados por perversos perdedores. No los llamaría monstruos porque les gustaría ese término. Pensarían que es un gran nombre. Los voy a llamar de ahora en adelante perdedores, porque eso es lo que son. Son perdedores, y vamos a ver más de ellos, pero son perdedores, acuérdense de eso”, añadió.

Dangerous Woman

Cantante Ariana Grande, en la alfombra roja de los American Music Awards 2016.
Cantante Ariana Grande, en la alfombra roja de los American Music Awards 2016.

Ariana Grande regresó a Estados Unidos, el martes, luego del mortal ataque terrorista en el estadio de Manchester donde había terminado un concierto de su gira "Dangerous Woman" (Mujer Peligrosa). Se desconoce si continuará el resto de presentaciones en Europa.

La cantante de 23 años fue fotografiada bajando de un avión privado en un aeropuerto de Boca Ratón, Florida, donde reside y fue recibida por familiares y su novio el rapero Mac Miller.

La explosión ocurrió poco después de que Grande concluyera su concierto.

Videos del lugar muestran a miles tratando de huir del estadio, muchos cubiertos de sangre. La Policía rodeó el estadio mientras los servicios de emergencia ayudaban a la gente.

Evie Brewster, una joven citada por el diario MailOnline dijo que "Ariana Grande había apenas terminado su última canción y salió del escenario cuando se escuchó una enorme explosión, y de pronto todo el mundo comenzó a gritar y a correr hacia la salida".

"Hubo un gran estallido como de una bomba que asustó a todo el mundo y todos intentamos huir del estadio”, dijo Majid Khan, de 22 años. “Fue un estallido y básicamente todo el mundo que estaba en el otro lado del estadio, donde se escuchó la explosión, vino corriendo rápidamente hacia nosotros mientras intentaban escapar”.

La usuaria de Twitter @hannawwh compartió un video del interior del estadio donde se ve a la multitud tratando de salir del lugar.

Representantes de Ariana Grande informaron que la cantante está bien y a salvo. Horas después tuiteó: “Rota. Desde el fondo de mi corazón, lo siento tanto, tanto. No tengo palabras”.

El Manchester Arena es el mayor estadio cubierto de Europa. Se inauguró en 1995 y es un popular sitio de conciertos y juegos deportivos.

Se trata del más mortal ataque terrorista en Gran Bretaña desde que cuatro suicidas mataron a 52 transeúntes en Londres en tres trenes del metro y un autobús, en julio de 2005.

Los homenajes a las víctimas del ataque en el Manchester Arena se multiplican el martes.
Los homenajes a las víctimas del ataque en el Manchester Arena se multiplican el martes.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG