Enlaces para accesibilidad

Gran Bretaña recibe a Trump con honores


La primera ministra británica, Theresa May, y su esposo, Philip, observan afuera del Palacio de Blenheim, junto al presidente de EE.UU. Donald Trump y la primera dama Melania Trump, una ceremonia militar, antes de una cena formal con invitados especiales y líderes empresariales. Julio 12 de 2018.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump y la primera dama Melania Trump asisten en el Palacio de Blenheim, en las afueras de Londres, a una cena formal ofrecida por la primera ministra Theresa May. La visitante pareja presidencial estadounidense recibió una bienvenida ceremonial a su llegada por parte del ejército británico.

En un comunicado, el Ejército había informado que los Trompetistas de la Banda de Caballería del Palacio realizarían una "fanfarria especialmente compuesta" en su honor.

Las bandas de los guardias escoceses, irlandeses y galeses llevarán a cabo "una ceremonia de música y ejercicios al atardecer", anunció el ejército.

La ceremonia militar afuera del Palacio, incluyó las melodías: "Hands Across The Sea", "National Emblem", "The Liberty Fanfare" y "Amazing Grace".

En la cena, la Orquesta de la Condesa de Wessextenía planeado interpretar música clásica y algunos éxitos británicos y estadounidenses, incluyendo "Memory" del musical "Cats" y "Can not Help Falling in Love" de Elvis Presley. Los gaiteros, las pipas y los tambores del 4 ° batallón actúan al final de la noche.

Antes de la llegada del presidente de EE.UU. para la cena, manifestantes con letreros anti-Trump se reunieron en la vía que llevaba al palacio cercano a Oxford, pero las autoridades británicas hicieron todo lo posible para que el visitante mandatario no los viera.

Donald y Melania Trump llegaron por helicóptero y fueron conducidos al palacio de Blenheim, en una limosina.

"Trabajaremos juntos"

La primera ministra británica Theresa May invocó a Winston Churchill y los fuertes lazos con EE.UU. y dijo que la relación especial entre los dos países tiene una larga y orgullosa historia.

"Señor Presidente, Sir Winston Churchill dijo una vez que 'tener a Estados Unidos a nuestro lado fue, para mí, la mayor alegría'", dijo May.

"Ahora, para el beneficio de toda nuestra gente, trabajemos juntos para construir un futuro más próspero", agregó, después de pedir un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos luego de que Gran Bretaña abandone la Unión Europea, el próximo marzo.

"Es una oportunidad para llegar a un acuerdo de libre comercio que crea empleos y crecimiento aquí en el Reino Unido y en todo Estados Unidos", dijo May a los invitados en Blenheim Palace.

Agregó que era "también una oportunidad para derrumbar las barreras burocráticas que frustran a los líderes empresariales en ambos lados del Atlántico".

"Les gusto mucho"

Trump y su esposa Melania aterrizaron en el aeropuerto de Stansted el jueves por la tarde y fueron trasladados en helicóptero a Winfield House, la residencia diplomática estadounidense en Londres, donde le ofrecieron una fiesta de bienvenida.

En Bruselas, antes de viajar a Londres, Trump restó importancia a las manifestaciones organizadas en su contra, que el viernes incluirán un globo gigante en forma de bebé con las características de Trump y han requerido la movilización de la policía de todo el país.

"Les gusto mucho en el Reino Unido", dijo.

Alrededor del 77 por ciento de los británicos tienen una opinión desfavorable de Trump, según una encuesta de YouGov con 1.648 encuestados.

Protestas

Cientos de manifestantes que agitaban pancartas se congregaron frente a Winfield House y Blenhein Palace la noche del jueves, pero los cordones extensos los mantenían lejos de Trump.

"Está dañando fundamentalmente la cultura, el discurso, las reglas, las leyes", dijo Calah Singleton, una escritora de 28 años que se presentó en Londres.

Mientras tanto, Amnistía Internacional develó una pancarta de 15 metros en el puente de Vauxhall, frente a la embajada de los Estados Unidos, calificándolo de "pesadilla de los derechos humanos".

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, quien firmó el llamado dirigible no tripulado "Trump Baby", defendió la decisión el jueves, argumentando que las protestas no eran anti-estadounidenses.

"Pero tener una relación especial significa que esperamos los más altos estándares el uno del otro, y también significa hablar cuando creemos que los valores que apreciamos están bajo amenaza", dijo.

Agenda

Trump llegó a Gran Bretaña después de una tensa cumbre de la OTAN en Bruselas donde presionó a los aliados para que dupliquen sus gastos de defensa.

Se tiene previsto que parta el domingo para conversar en Helsinki al día siguiente con el presidente ruso, Vladimir Putin, a cuyo gobierno May ha acusado de liberar un agente neurotóxico letal en la ciudad de Salisbury.

Rusia ha negado la acusación

Trump pasará la noche en Winfield House, donde los manifestantes planean reproducir grabaciones de niños migrantes recluidos en centros de detención estadounidenses.

El viernes, mantendrá conversaciones con May, que se espera se centre en Brexit y Rusia, en la residencia de campo de los Damas en el primer ministro seguida de una conferencia de prensa.

Trump luego se dirige al Castillo de Windsor para tomar el té con la reina, mientras los manifestantes realizan una manifestación masiva en Londres.

Luego viajará al norte a Escocia, donde pasará el fin de semana junto a su hijo Eric Trump.

La fallecida madre de Trump era escocesa y el mandatario estadounidense tiene dos campos de golf en Escocia.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG