Enlaces para accesibilidad

Gobierno de Colombia y ELN reanudarán negociación de paz en Cuba


Imagen de archivo de un miembro de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que muestra su brazalete mientras posa para una fotografía en la selva noreste de Colombia, el 31 de agosto, 2017. REUTERS/Federico Ríos

El Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) reanudarán la próxima semana en Cuba sus negociaciones de paz, con las que buscan pactar un cese bilateral del fuego como preámbulo para acabar un conflicto armado de más de medio siglo, informaron el sábado las partes.

La decisión del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y del ELN, la mayor guerrilla activa de Colombia, se adoptó luego que el pasado 18 de abril Ecuador suspendió su facilitación en el proceso. Ecuador servía de sede a la negociación de paz desde febrero del año pasado.

Quito suspendió la facilitación después de que dos periodistas ecuatorianos y su conductor murieron a manos de un grupo de exrebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la mayoría de los cuales se desmovilizaron y dejaron las armas en virtud de un acuerdo de paz negociado en La Habana durante cuatro años.

“Luego de examinar conjuntamente las opciones para reanudar los diálogos lo más pronto posible, hemos decidido continuar el quinto ciclo en la ciudad de La Habana (Cuba) a partir de la próxima semana”, dijeron las partes en un comunicado conjunto.

Además de Cuba, el Gobierno y el ELN analizaban la posibilidad de trasladar la sede de la negociación a Brasil, Chile, Noruega o Venezuela, que junto con Ecuador sirven de garantes a la negociación con la que se busca acabar por completo un conflicto armado de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos.

Aunque el ELN, conformado por unos 1.500 combatientes y considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, ha disminuido sus hostilidades en las últimas semanas, actualmente combate con una banda criminal en el noreste del país y ha sido acusado de algunos secuestros y ataques a un oleoducto.

Santos impulsó el diálogo con el ELN en un intento por poner fin por completo a la confrontación, después del acuerdo de paz que firmó en 2016 con la exguerrilla de las FARC.

El ELN, acusado de financiarse a través del secuestro, la extorsión, el narcotráfico y la minería ilegal, ha buscado la paz en el pasado con otros gobiernos en intentos que han fracasado por sus posiciones radicales.

Reuters

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG