Enlaces para accesibilidad

Gobierno de EE.UU. contra la fusión AT&T y Time Warner

  • Voz de América - Redacción

El Departamento de Justicia presentó una demanda para frenar la fusión comercial porque considera que limita la competencia y por lo tanto los consumidores se verían afectados con el aumento de precios en las tarifas.

Ante la demanda del gobierno de Estados Unidos para frenar la fusión comercial de AT&T y Time Warner, el abogado de la empresa de telecomunicaciones, Dan Petrocelli, señaló que el acuerdo no representa una amenaza para los consumidores y que lejos de subir las facturas, los precios se reducirán.

"No hay evidencias de que la adquisición de Time Warner por AT&T represente una amenaza para la competencia de la industria o en los precios al consumidor", señaló Petrocelli.

Teniendo en cuenta sus argumentos, Petrocelli afirmó que acudirán de inmediato a los tribunales para enfrentar la demanda presentada por el departamento de Justicia de Estados Unidos la noche del lunes.

El gobierno de Estados Unidos interpuso una demanda ante la Corte Federal del Distrito de Columbia por considerar que la operación financiera y comercial "dañará a los consumidores” al reducir la competencia en el sector lo que resultaría en precios más altos.

Según informó el departamento de Justicia en un comunicado, la combinación de la infraestructura de distribución de AT&T y la programación de Time Warner se conforma como una de las mayores fusiones en la historia estadounidense, por lo que sería "un arma para obstaculizar la competencia" y exigir precios más altos.

Asimismo, el fiscal general adjunto de la división antimonopolio del departamento, Makan Delrahim, aseveró que esta fusión es "totalmente ilegal" y, sin un remedio adecuado que "prevenga completamente los daños que esta fusión causaría, la única acción apropiada es solicitar una orden judicial para que se bloquee la transacción".

Entre los diversos productos que quedarían dentro del acuerdo se encuentran las cadenas CNN y TNT, canales de entretenimiento como HBO y los estudios Warner Bros, así como los derechos de retransmisión de las ligas nacionales de baloncesto y béisbol.

"No tenemos ninguna intención de que vaya más allá de lo que exige el cumplimiento de la Ley", declaró en una rueda de prensa celebrada tras la presentación de la demanda el presidente de AT&T, Randall Stephenson, quien dijo que nunca había visto "una oposición así" a un acuerdo comercial por parte del Departamento de Justicia.

En las últimas semanas diversos medios de comunicación habían apuntado que el gobierno del presidente Donald Trump habría puesto como condición para aprobar la fusión que se vendiera el canal de cable CNN, una de las joyas del grupo Time Warner, o el canal por satélite Direct TV, propiedad de AT&T.

En este sentido, la demanda acusa a Time Warner de haber entorpecido esta opción al haber pedido un precio demasiado alto por el canal informativo.

Stephenson no descartó que, en realidad, la situación obedezca a la tensa relación entre la cadena de noticias y el presidente Donald Trump, quien acostumbra a descalificarla al insinuar que sólo producen “noticias falsas”. Incluso durante la campaña electoral Trump había advertido que se interpondría ante cualquier posible fusión.

La operación fue anunciada a finales de octubre de 2016, a través de la cual AT&T adquiriría Time Warner por $85.400 millones de dólares y tenía como objetivo poner en común los negocios inalámbricos, de banda ancha y servicios de televisión por satélite de AT&T con el imperio del entretenimiento propiedad de Time Warner.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG