Enlaces para accesibilidad

FMI reduce proyección de crecimiento en Latinoamérica, arrastrado por Venezuela


El Fondo estima que la hiperinflación en la nación sudamericana llegará a un 10.000.000% este año.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo la proyección del crecimiento económico de América Latina y el Caribe 0,6 puntos procentuales para 2019 y 0,1 puntos porcentuales para 2020, principalmente por el crisis económica que atraviesa Venezuela.

En el informe “Perspectivas de la economía mundial”, o WEO por sus siglas en inglés, publicado este martes, el Fondo indicó que la perspectiva de crecimiento económico de la región era de 1,4% para este año y de 2,4% para 2020, por debajo del 2% y 2,5% respectivamente pronosticado en enero.

“La segunda mitad de 2018 fue débil y mucho de eso se está arrastrando a 2019”, afirmó en la una rueda de prensa la economista jefe del FMI, Gita Gopinath.

La economía de América Latina y el Caribe solo creció 1% en 2018.

El FMI señala distintos factores, pero Venezuela es un “lastre considerable” para las economías de la región.

“La economía venezolana se espera que se contraiga un cuarto en 2019 y otro 10% en 2020, un colapso mayor que el proyectado en el WEO de octubre de 2018 y que genera un lastre considerable en el crecimiento proyectado para la región y para el grupo de mercados emergentes y economías en desarrollo en ambos años”, afirma la organización.

El Fondo estima que la hiperinflación en la nación sudamericana llegará a un 10.000.000% este año. Venezuela llevaba una caída del Producto Interno Bruto (PIB) acumulada de 50% en los últimos cinco años.

Además de Venezuela, el FMI proyectó una contracción de la economía en Ecuador (-0,5%) y Argentina (-1,2%).

Sin embargo, se espera economía argentina comience a crecer durante el segundo semestre del año con un repunte de producción agrícola y la “estabilización financiera y la recuperación”, para alcanzar un 2,2% en 2020.

El FMI auxilió el año pasado al presidente Mauricio Macri otorgándole un crédito de 56.000 millones de dólares para enfrentar una crisis financiera y cambiaria. Considera que es “crucial” la implementación del programa económico que acordó con el gobierno argentino para reducir las necesidades de financiamiento.

Con respecto a las dos economías más importantes de la región, el FMI realizó variaciones en sus proyecciones para México y Brasil, las cuales “reflejan alteraciones en las percepciones sobre la conducción de las políticas en las nuevas administraciones en ambos países”, señala el informe.

Para Brasil, donde asumió la presidencia Jair Bolsonaro el 1 de enero, se estimó un sólido crecimiento de 2,1% en 2019 y 2,5% en 2020.

En el caso de México, donde gobierna desde el 1 de diciembre Andrés Manuel López Obrador, la expansión se mantendrá por debajo del 2%, 1,6% en 2019 y 1,9% en 2020.

Con respecto a otros países en la región, Dominica tendría un repunte de 8%, Bolivia crecerá un 4%, seguido de Perú con 3,9%, Colombia y Paraguay con 3,5% y Chile 3,4%.

En rasgos más generales, el organismo redujo a 3,3% sus perspectivas para la economía mundial, 0,2 puntos porcentuales menos para 2019 en comparación a la proyección de enero, y proyecta una contracción del crecimiento en 2019 para 70% de la economía mundial.

Esta situación, que califica como “delicada”, se debería, entre otras cosas a las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, la “necesaria” restricción del crédito en China y las tensiones macroeconómicas en Turquía.

En el caso de EE.UU., el FMI proyecta que el PIB se contraiga a 2,3% en 2019 y 1,9% para 2020, por debajo del 2,9% alcanzado en 2018.

El Fondo estima que el crecimiento económico mundial sea de 3,6% en 2020.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG