Enlaces para accesibilidad

Estado Islámico se atribuye ataque en Manila

  • Voz de América - Redacción

Al menos 25 heridos han sido evacuados informaron fuentes de la Cruz Roja local.

El grupo Estado Islámico (conocido por las siglas EI, ISIS o Daesh) se atribuyó un audaz ataque a un complejo hotelero de lujo Manila, la capital filipina, que tiene lugar al tiempo que las fuerzas del gobierno combaten contra militantes de ISIS que han capturado parcialmente la ciudad de Marawi, en la sureña isla de Mindanao.

El portal SITE, un grupo de inteligencia que monitorea la actividad terrorista, informó que ISIS reconoció que se trata de "lobos solitarios" que le han jurado lealtad.

Testigos del ataque indicaron que al menos dos enmascarados vestidos de negro entraron disparando a medianoche al Resorts World Manila, un complejo hotelero cercano al aeropuerto internacional de Manila.

En vídeos difundidos en las redes sociales filipinas se escuchan disparos y se ve una enorme columna de humo elevándose en el lugar. Se aprecian también escenas de caos donde decenas de personas intentan huir del lugar, algunas saltando desde el segundo piso de uno de los hoteles.

"Un empleado me dijo que uno de ellos sacó una botella y comenzó a esparcir un líquido, que cree que era gasolina", señaló a CNN, Jay Dones, un filipino que huyó del lugar.

Fuerzas de seguridad, policías y bomberos respondieron al ataque ocurrido poco después de la media noche del jueves, según reportes.

El complejo informó en su cuenta de Twitter que todas instalaciones han sido cerradas. "Resorts World Manila está actualmente cerrado luego de reportes de hombres armados disparando", dice el mensaje.

La compañía afirmó también que está trabajando estrechamente con la Policía Nacional filipina para garantizar la protección de todos los huéspedes y empleados.

"Recen por nosotros durante estos difíciles momentos", indica otro mensaje.

El centro turístico incluye varios hoteles, restaurantes y bares, un centro comercial, teatro y un casino.

El empleado que habló con CNN (Dones) dijo que: "La mayoría de los empleados ha huido del complejo", que los bomberos no pueden entrar, y están mirando al fuego, "porque la orden de la policía es que no se puede acceder al lugar, creen que los pistoleros todavía están dentro".

Fuentes de la Cruz Roja local informaron a un diario filipino que al menos a 25 heridos han sido atendidos.

De confirmarse que el ataque fue perpetrado por militantes de ISIS, sería el mayor desafío que enfrenta el gobierno del presidente Rodrigo Duterte desde que asumió el poder en 2016.

Noticia en desarrollo

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG