Enlaces para accesibilidad

Exjuez guatemalteco sentenciado a prisión por caso FIFA

  • Voz de América - Redacción

Héctor Trujillo, de 63 años, dijo que su intención cuando llegó a la federación "no fue la codicia o beneficio personal", pero luego dijo que se "cegó".

Un exjuez que fungió como secretario general de la Federación de Fútbol de Guatemala fue sentenciado el miércoles a ocho meses de prisión en Estados Unidos por el escándalo de corrupción de la FIFA .

Héctor Trujillo, de 63 años, dijo que su intención cuando llegó a la federación "no fue la codicia o beneficio personal", pero luego razonó que los sobornos eran la recompensa de años de buen trabajo.

“Me cegué”, dijo Trujillo. “Al reflexionar, puedo entender la magnitud del penoso error que he cometido”.

La jueza Pamela K. Chen, en un tribunal federal en Brooklyn, dijo que los 175.000 dólares en sobornos que Trujillo recibió entre 2009 y 2016 para asegurar contratos de marketing deportivo de una empresa de Miami a la federación fue un dinero “debió invertirse en la construcción de canchas de fútbol en barrios pobres” o comprar uniformes.

Trujillo pidió perdón a la jueza diciendo que su detención “abochornó” a su familia tras una trayectoria en la que salió de la pobreza hasta llegar a convertirse en magistrado alterno en la Corte de Constitucionalidad de Guatemala, para luchar contra la corrupción e injusticia.

La fiscalía pidió que Trujillo cumpliera más de tres años de prisión. Los abogados de la defensa pidieron que no se le condenara a prisión por los delitos entre 2009 y 2016.

El fiscal adjunto Paul Tuchmann dijo que Trujillo era similar a las decenas de acusados en el escándalo “porque cree que este es un crimen sin víctimas. No es un crimen sin víctimas”.

Tuchmann señaló que esa actitud ha sido el eterno problema con los jerarcas del fútbol en todo el mundo.

Trujillo fue detenido en diciembre de 2015 en Puerto Cañaveral, Florida, durante un crucero de Disney. Libre con una fianza de 4 millones de dólares, ha estado residiendo en Miami.

Miedel describió a Trujillo como “el menos culpable” de los 40 implicados en el escándalo en el continente americano, y quienes han sido acusados o aceptado ser culpables desde 2015.

Entre los 27 jerarcas acusados en el caso se encuentran individuos que fueron presidentes de las federaciones de fútbol en Honduras, Nicaragua, Panamá, Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Paraguay, Perú, Ecuador, Bolivia, Brasil, Venezuela y Uruguay.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG