Enlaces para accesibilidad

Portavoz: Trump no cree lo que dice director del FBI sobre intervención telefónica

  • Voz de América - Redacción

El director del FBI, James Comey, ha dicho que no es cierto que el presidente Obama haya ordenado pinchar los teléfonos de Trump.

La portavoz de la Casa Blanca, Sara Huckabee Sanders, dijo este lunes que no cree que el presidente Donald Trump acepta como cierto lo que ha dicho el director del FBI, James Comey: que el presidente Barack Obama no ordenó intervenir los teléfonos del actual mandatario en la Torre Trump de Nueva York.

Al contestar una pregunta de George Stephanopoulos, conductor de Good Morning America de la cadena ABC sobre si el presidente Trump acepta lo dicho por Comey, Huckabee Sanders contestó: “Sabes, George, yo no pienso que lo crea”.

“Pienso que él [el presidente] cree firmemente que esta es una historia que ha sido reportada ampliamente por varios medios. La intervención telefónica ha sido discutida en The New York Times, BBC, Fox News y creemos que la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes debe echarle un vistazo”, agregó la portavoz.

Comey pidió al Departamento de Justicia que refute públicamente las afirmaciones del presidente Trump sobre la intercepción telefónica.

Funcionarios de gobierno que hablaron con The Associated Press, y los periódicos The Washington Post y The New York Times dijeron que el pedido de Comey tuvo lugar el sábado, tras la primera andanada de mensajes en Twitter, en los que Trump comparó la presunta intervención de sus teléfonos con el escándalo de Watergate en 1974, que hizo caer al expresidente Richard Nixon.

No queda claro porqué Comey no refutó las acusaciones personalmente. Como director del FBI durante el gobierno de Obama, su departamento ha estado dirigiendo la investigación sobre la influencia rusa en las elecciones presidenciales del año pasado.

El Departamento de Justicia no emitió comunicado alguno en ese tenor y su portavoz Sarah Isgur Flores declinó hablar al respecto el domingo. Un portavoz del FBI tampoco quiso hacer declaraciones.

Según el periódico The New York Times, funcionarios de alto rango señalaron que Comey, ha afirmado que el Departamento de Justicia debe corregir la aseveración de Trump porque el mandatario insinúa falsamente que la agencia infringió la ley.

Los medios alternativos

Trump hizo tales acusaciones sin presentar ninguna prueba, aparentemente basado en los comentarios del anfitrión de un programa de radio conservador, que luego fueron recogidos por el medio alternativo de derecha Breitbar News, que antes dirigió Stephen Bannon.

De acuerdo al Washington Post, la nota de Breitbar circuló ampliamente entre los asesores más importantes de Trump el viernes.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, mencionó el domingo sin abundar en detalles que la orden de Trump al Congreso se debió a versiones periodísticas "muy preocupantes" ''sobre posibles indagaciones con trasfondo político justamente antes de las elecciones de 2016".

Spicer se abstuvo de responder las preguntas sobre las versiones que mencionó al anunciar la petición.

Casa Blanca pide investigar

Spicer dijo que la Casa Blanca quiere que las comisiones del Congreso "ejerzan su autoridad de supervisión para determinar si el poder ejecutivo utilizó indebidamente su facultad para ordenar investigaciones en 2016".

Señaló que no haría más declaraciones hasta que concluyan las investigaciones, lo que la líder de la bancada demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, criticó y comparó con un proceder autocrático.

"Se trata de una calumnia disfrazada. Inventar algo, hacer que la prensa escriba al respecto. Y después decir que todos los medios están escribiendo de esa acusación. Es el recurso de una persona autoritaria", expresó Pelosi.

La adjunta de Spicer, Sarah Huckabee Sanders, dijo creer que Trump "despotricó debido a información que vio y que le ha llevado a pensar que se trata de una posibilidad muy real".

Lo que dice la ley

De acuerdo a las leyes estadounidenses, un presidente no puede ordenar la intervención de las comunicaciones de nadie. Tal medida requeriría la aprobación de un juez federal y debería estar basada en sospechas razonables de que la persona objeto de la investigación es o este la posibilidad de que sea agente de una potencia extranjera.

El director Nacional de Inteligencia durante el gobierno de Obama, James Clapper, dijo que las acusaciones de Trump son simplemente falsas.

“No hubo tal actividad de intervención en contra del presidente electo en ese momento, o como candidato o en contra de su campaña”, dijo Clapper al programa Meet the Press, de la cadena NBC.

Josh Earnest, que fue secretario de prensa de Obama, afirmó que los presidentes carecen de la autoridad para ordenar de manera unilateral la intervención de teléfonos de ciudadanos estadounidenses, como Trump afirma que le hicieron.

Los investigadores del FBI y funcionarios del Departamento de Justicia deben buscar que un juez federal apruebe esa medida.

Earnest acusó a Trump de hacer sus aseveraciones para desviar la atención de los contactos que colaboradores de Trump tuvieron con un funcionario ruso durante el proceso electoral, entre ellos el asesor de campaña Jeff Sessions antes de que renunciara al Senado para convertirse en secretario de Justicia. El FBI investiga esos contactos, al igual que el Congreso.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG