Enlaces para accesibilidad

Migrantes esperan en frontera, tras ser detenidos por autoridades de EE.UU.


Migrantes esperan el paso a seguir para continuar con el proceso que hace parte del Protocolo de Protección a Migrantes.

Luego de ser detenidas por autoridades migratorias en EE.UU., algunas familias hablaron con la Voz de América, horas después de haber sido trasladadas a Nuevo Laredo, México.

Estas personas cruzaron el puente y fueron puestas en un punto ubicado detrás del edificio de migración, en la entrada del Puente Internacional 1 que conecta a Nuevo Laredo con Laredo en Texas. Esperan el paso a seguir para continuar con el proceso que hace parte del Protocolo de Protección a Migrantes.


Se espera que, a partir de agosto, se abran cortes virtuales (procesos por Internet), a través de las cuáles se manejará dicho proceso de protocolo, que fue establecido en conjunto por parte de los gobiernos de Estados Unidos y México. Las autoridades estadounidenses han defendido sus prácticas y políticas asegurando que es una medida de seguridad nacional y que, al mismo tiempo, garantizan el bienestar de las personas dentro de los centros de detención.

Aseguran además que, en este tipo de procedimientos, hay estándares para tratar de proveer asistencia médica y otros elementos fundamentales para estas personas. Sin embargo, esto ha sido criticado debido a testimonios de comunidades migrantes, quienes estando en los centros de detención han permanecido durante horas mayores a las que usualmente se mantienen en estos lugares por parte de U.S. Customs and Border Patrol (Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos).

Así mismo, se han generado cuestionamientos sobre cómo se mantiene a los niños, cómo es el acceso a agua potable y a duchas, procesos que varían según el centro de detención.

A algunas de estas personas les entregaron sus documentos; hay bebés, menores de edad, familias quienes usualmente serían llevadas a destinos dentro de Estados Unidos a esperar su proceso de migración, pero en este caso, están en Nuevo Laredo esperando y buscando la forma de regresar a sus países de origen o de establecer una estrategia de espera hasta octubre, mes en el que la mayoría de ellos tienen cita programada. Todos se encuentran incomunicados.

Este proceso de asilo fuera de Estados Unidos se implementó desde Tijuana y a la fecha, ya hay una demanda impuesta por parte de la ACLU (Asociación de Libertades civiles) en el área de California (circuito 9). Se disputa para que no se lleve a cabo este tipo de regreso a las personas migrantes hacia México. Sin embargo, la Corte Suprema de Estados Unidos, por ahora, ha mantenido la medida.

Del otro lado del Puente Internacional 1, hay carpas que se han instalado para ser utilizadas a partir de agosto, con el fin de llevar a cabo las cortes virtuales y acelerar cada proceso. Sin embargo, algunos migrantes han mencionado no tener asistencia ni representación legal; muchos de ellos no hablan inglés.

El área de Nuevo Laredo y Tamaulipas ha sido puesta en la lista de no viaje para los Estados Unidos, debido a la cantidad de secuestros que se registran y la actividad criminal que hay. Las autoridades locales aseguran que, están haciendo lo posible para tratar de asistir, pero eso no elimina el temor que tienen muchas de las familias, especialmente aquellas que tienen niños menores de edad.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG