Enlaces para accesibilidad

Expertos: aranceles de EE.UU. harán aumentar precio de vehículos


Camiones cruzan el Puente Ambassador desde Windsor, Ontario, hacia Detroit, Michigan. Junio 12, 2018.
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:24 0:00

De lunes a viernes, unos 7.400 camiones, en su mayoría cargados con piezas de automóviles, cruzan el Puente Ambassador que conecta Detroit, Michigan, con Canadá, a veces complicando el tráfico a lo largo del concurrido corredor.

Pero si el presidente Donald Trump cumple con la imposición del 25 por ciento de aranceles a vehículos y componentes importados, habrá menos tráfico porque menos camiones se dirigirán a las fábricas que ahora están cerca de su capacidad máxima a ambos lados de la frontera.

La amenaza arancelaria podría ser un ardid para reiniciar las estancadas conversaciones sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, pero también podría ser real, ya que la administración ha impuesto aranceles sobre importaciones chinas por valor de 50.000 millones de dólares, así como acero y aluminio de China, la Unión Europea, Canadá y México.

Los aranceles a China incluyen algunos autos y repuestos, pero si se extienden a Canadá y México, el impacto será mucho mayor porque la fabricación automotriz se ha integrado entre los tres países durante casi un cuarto de siglo.

El Departamento de Comercio acaba de iniciar una investigación para determinar "si las importaciones de automóviles y autopartes amenazan con perjudicar la seguridad nacional". Dicha investigación elaborará una lista de recomendaciones para el presidente.

Según expertos de la industria, la aplicación de aranceles interrumpiría una cadena de suministro de repuestos establecida desde hace décadas, elevaría los precios de los vehículos, reduciría las ventas de vehículos nuevos, y costaría empleos en EE.UU., Canadá y México.

Expertos pronostican que los aranceles desacelerarán la economía ya que otros países tomarían represalias. Por ejemplo, los aranceles se cobrarían por repuestos y autos ensamblados. Canadá, México y otros probablemente tomen represalias y los fabricantes de automóviles no podrán absorber todos los aumentos. Por lo tanto, tendrán que subir los precios. Las piezas importadas, que tienen todos los automóviles y camiones, costarán más y aumentarán los costos.

"Todos vamos a pagar mucho más por los vehículos", dijo Tim Galbraith, gerente de ventas de la herramienta y fabricación Cavalier en Windsor, Ontario, cerca de Detroit, fabricante de moldes de acero utilizados para producir autopartes de plástico.

Alrededor del 44 por ciento de los 17, 2 millones de vehículos nuevos vendidos el año pasado en Estados Unidos fueron importados de otros países, y la mitad de ellos procedían de Canadá y México.

Es difícil determinar cuán grandes serían los aumentos de precios. Sin embargo, algunos cálculos muestran que un pequeño SUV Chevrolet Equinox fabricado en Canadá costaría alrededor de $ 5.250 más en EE.UU. basado en un precio promedio de $ 30.000 en EE.UU. para los vehículos Equinox, fabricados principalmente en Ingersoll, Ontario.

El RAV4 de Toyota, un competidor principal de Equinox y el vehículo más vendido en Estados Unidos (que no sea una camioneta pickup) también se fabrica en Canadá y enfrentaría los mismos impuestos. "Un arancel a la importación perjudicaría más a los consumidores ya que aumentaría los costos de vehículos y repuestos", dijo Toyota en un comunicado.

El CR-V de Honda, otro SUV pequeño, se fabrica en Ohio y estaría exento de la tarifa para vehículos ensamblados, por lo que tendría una ventaja de precio. Pero aproximadamente una cuarta parte de sus partes provienen de otros países lo cual podría obligar a Honda a subir su precio también, según expertos.

Con precios más altos, muchas personas mantendrán los vehículos actuales o comprarán autos usados.

Jeff Schuster, vicepresidente sénior de LMC Automotive, espera que las ventas de vehículos nuevos de EE.UU. desciendan de 1 a 2 millones por año si se imponen aranceles.

A medida que caigan las ventas, los fabricantes de automóviles y partes necesitarían reducir los costos y despedir trabajadores.

Por ejemplo, los motores del RAV4 son fabricados en Alabama y las transmisiones en Virginia Occidental. Si las ventas caen, esas fábricas no necesitarían tantos trabajadores.

En la línea de ensamblaje en la fábrica Ontario Equinox, 2.400 trabajadores están preocupados por la creciente disputa, dijo Joe Graves, presidente del sindicato.

"Realmente no veo cómo un individuo puede cambiar todo lo que se implementó durante décadas", dijo Graves sobre Trump. "Causa mucha incertidumbre e inestabilidad con nuestros miembros".

A medida que las ventas bajen, los vendedores de automóviles importados también despedirían a los trabajadores.

El Instituto Peterson pronosticó que si otros países imponen aranceles, la producción de autos en Estados Unidos caerá un 4 por ciento, lo que costará 624.000 empleos en ese país en aproximadamente uno a tres años.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG