Enlaces para accesibilidad

Estudio: el cambio climático no ocurrirá mañana


ARCHIVO- Un maizal totalmente seco en Ahlen, Alemania, debido a temperaturas extremas. 21-8-18. AP Foto/Martin Meissner.

Se requiere una disminución radical de las emisiones de gases de efecto invernadero para que los agricultores tengan tiempo de prepararse para los grandes cambios en la lluvia que podrían diezmar los cultivos, dijeron los investigadores en un informe publicado el lunes.

Ya las áreas húmedas verán más lluvia y las áreas secas se secarán a un ritmo determinado por los niveles de emisiones, dijeron los investigadores en la revista "Proceedings of the National Academy of Sciences."

Estos cambios ocurrirán independientemente de las medidas tomadas sobre el cambio climático, pero al reducir las emisiones, los países pueden ganar tiempo para adaptarse a los nuevos niveles de lluvia.

Para este estudio, los investigadores analizaron el trigo, la soja, el arroz y el maíz, cultivos que representan aproximadamente el 40 por ciento de la ingesta calórica global, en diferentes escenarios de emisión.

"Creo que es preocupante", dijo a la Fundación Thomson Reuters la autora principal del estudio, Maisa Rojas, profesora de climatología de la Universidad de Chile.

La mayoría de los cultivos que se consumen en todo el mundo son producidos por la lluvia y la agricultura, según el Instituto Internacional de Gestión del Agua, una organización de investigación científica sin fines de lucro.

Alrededor del 60 por ciento de las tierras cultivadas en el sur de Asia y el 95 por ciento en el África subsahariana dependen de la lluvia.

Si el mundo cumple con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París 2016 para mantener el aumento de la temperatura global en menos de 2 grados centígrados, estas regiones tendrán entre 20 y 30 años para preparar y adaptar las prácticas agrícolas.

Si estos estándares no se cumplen y las emisiones continúan al ritmo actual o aumentan, algunas regiones verán cambios a partir de 2020.

Rojas señaló que los países más pobres y secos sentirán de manera desproporcionada los efectos negativos de tales cambios y pueden volverse dependientes de las importaciones.

Las regiones secas como el sur de África y Australia, que dijo que ya están viendo una disminución en las precipitaciones, deben examinar de inmediato los sistemas de riego, las represas o el cultivo de diferentes alimentos por completo.

Si se cumplen los estándares del Acuerdo de París, las áreas más afectadas tendrán hasta 2040 para prepararse para los próximos cambios de precipitación.

"Cada vez que pensábamos en el cambio climático hasta ahora, decíamos: 'Esto es algo que sucederá en el futuro'", dijo Rojas. "Tenemos que darnos prisa".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG