Enlaces para accesibilidad

Estadounidense presentadora de TV en Irán arrestada en visita a EE.UU.


Foto de fecha no determinada provista por el servicio inglés de la televisora estatal iraní Press TV, de la presentadora estadounidense Marzieh Hashemi, en Teherán. Su hijo ha denunciado que fue arrestada en EE.UU., pero no ha sido presentada de cargos.

Una conocida presentadora estadounidense en la televisión estatal iraní fue arrestada por el FBI durante una visita a Estados Unidos, informó la televisora el miércoles, y su hijo dijo que estaba detenida en una prisión, aparentemente como testigo material.

Marzieh Hashemi, quien trabajaba para el servicio en inglés de la red, fue detenida en St. Louis, donde filmó un documental de Black Lives Matter después de visitar a familiares en el área de Nueva Orleans. Luego la llevaron a Washington, de acuerdo con su hijo mayor, Hussein Hashemi.

El FBI dijo en un correo electrónico que no tenía comentarios sobre el arresto de la mujer que cuyo nombre original es Melanie Franklin, de Nueva Orleans, y que ha trabajado para la cadena de televisión estatal de Irán durante 25 años. Vive aproximadamente la mitad del tiempo en Colorado, donde residen sus hijos, y la mitad del tiempo en Irán, según un hermano.

"Todavía no tenemos idea de lo que está pasando. Mis hermanos y yo también hemos sido citados para comparecer ante un gran jurado. No sabemos de qué se trata ni cómo se está desarrollando", dijo Hashemi, investigador de la Universidad de Colorado que fue entrevistado por teléfono desde Washington.

Vea: La política exterior de Trump

El incidente se produce cuando Irán enfrenta crecientes críticas a sus propios arrestos de ciudadanos de doble nacionalidad y otras personas con vínculos occidentales. Esos casos se han utilizado anteriormente como moneda de cambio en las negociaciones con las potencias mundiales.

Hashemi dijo que su madre fue detenida cuando estaba a punto de abordar un vuelo de St. Louis a Denver.

"Ella es una persona que es acosada regularmente. Cada vez que viaja por avión, es apartada para revisión. Cada vez es una entrevista o interrogación de una hora, incluso de dos horas", dijo. "Esto ha estado ocurriendo durante casi una década".

Indicó que su madre le dijo que estaba conduciendo a Nueva Orleans a pesar de una tormenta de nieve en Colorado "solo por la dificultad de viajar en avión".

Marzieh Hashemi aparentemente fue detenida el domingo, pero solo pudo llamar a su hija el martes por la noche, dijo.

"Esa fue la primera vez que hablamos con ella directamente. Supimos para el día siguiente que la habían llevado a Washington, D.C., y que la estaban reteniendo aquí", dijo Hussein Hashemi.

Señaló que no hay cargos contra su madre y que aparentemente la retienen como testigo material. "No sé cómo funciona la legalidad de eso. Pero sin cargos, pueden arrestarla y mantenerla en la cárcel", dijo.

Vea también: Nueva estrategia de EE.UU. sobre Irán

La emisora estatal de Irán realizó una conferencia de prensa y lanzó una campaña de hashtag a favor de Hashemi, utilizando las mismas técnicas que las familias con seres queridos en la República Islámica utilizan para resaltar sus casos.

"No escatimaremos ninguna acción legal" para ayudarla, dijo Paiman Jebeli, subjefe de la emisora estatal IRIB de Irán.

La televisión iraní Press dijo que Hashemi fue arrestada después de llegar el domingo al aeropuerto internacional St. Louis Lambert. Jebeli alegó que su hijo, Reza Hashemi, también fue arrestado.

El portavoz del aeropuerto, Jeff Lea, se negó a comentar, refiriendo preguntas al FBI.

No hubo referencias a ningún caso contra Hashemi en los tribunales federales de EE.UU., ni en Missouri.

Press TV dijo que Hashemi había viajado a Estados Unidos "para visitar a los miembros de su familia, incluido su hermano, que padece cáncer". La emisora transmitió imágenes de ella presentando noticieros y discutiendo la guerra en Siria, con música dramática.

Hashemi se describe a sí misma en línea como graduada de periodismo en la Universidad Estatal de Louisiana en Baton Rouge. Se convirtió al Islam en 1982 a los 22 años después de conocer a estudiantes activistas iraníes en Denver.

El hermano de Hashemi, Milton Leroy Franklin, del suburbio de Metairie, en Nueva Orleans, le dijo a The Associated Press que solo sabe lo que su sobrina ha puesto en Facebook.

"Estoy muy preocupado. No hay forma de decirle nada a ella y ella no puede enviar nada, aparentemente", dijo. "Todos estamos en la oscuridad y solo estamos esperando y rezando para que la liberen".

Franklin dijo que ella los visitó para ayudar a planear una reunión familiar.

Se casó con Hossein Hashemi, a quien había conocido mientras estaba en la escuela de periodismo en LSU. Tenían dos hijos y una hija. Su esposo esta muerto. Ella sigue siendo ciudadana estadounidense, dijo Franklin.

Vea además: EE.UU. se retira de acuerdo nuclear de Irán

La semana pasada, Irán confirmó que está reteniendo al veterano de la Armada estadounidense Michael R. White en una prisión, lo que lo convierte en el primer estadounidense conocido detenido bajo la administración del presidente Donald Trump.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Bahram Ghasemi, dijo a la televisión estatal que el arresto de Hashemi indica la "política de apartheid y racista" de la administración Trump.

"Esperamos que la persona inocente sea liberada sin ninguna condición", dijo Ghasemi.

Al menos otros cuatro ciudadanos estadounidenses detenidos en Irán, incluido el estadounidense de origen iraní Siamak Namazi y su padre de 82 años, Baquer, ambos cumplen condenas de 10 años por cargos de espionaje. El vendedor de arte iraní-estadounidense Karan Vafadari y su esposa iraní, Afarin Neyssari, recibieron penas de prisión de 27 y 16 años, respectivamente. El estudiante graduado chino-estadounidense Xiyue Wang fue condenado a 10 años de prisión.También en una prisión iraní está Nizar Zakka, un residente permanente de los Estados Unidos del Líbano que abogó por la libertad en internet.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG