Enlaces para accesibilidad

Fuerzas iraquíes controlan puente clave en Mosul

  • Voz de América - Redacción

Un helicóptero iraquí dispara miles contra los extremistas del Estado islámico en las afueras de Mosul.

Fuerzas iraquíes tomaron control de un puente clave en la ciudad de Mosul este lunes, a medida que avanzan en su ofensiva para expulsar a los militantes islámicos del lado occidental de la ciudad.

Funcionarios dijeron que las fuerzas progubernamentales controlaban lo que se conoce como el cuarto puente, o el puente más al sur del río Tigris. La lucha en Mosul ha dañado o destruido todos los puentes, y restaurar el acceso a través del río permitirá al ejército mover tropas y suministros.

A medida que la lucha en el oeste de Mosul se intensifica, aumenta igualmente la preocupación por los civiles que viven allí. Las Naciones Unidas hablan de una crisis humanitaria en la zona con personas que enfrentan una grave escasez de alimentos, combustible y suministros médicos.

Muchos de esos civiles huyeron al oeste de Mosul después de ser forzados a salir del este de la ciudad, que las fuerzas iraquíes recuperaron después de una lucha de tres meses que comenzó en noviembre pasado.

James Jeffrey, miembro distinguido del Instituto de Washington para la Política del Cercano Oriente, dijo a la Voz de América que hasta ahora las fuerzas iraquíes han sido cuidadosas en el oeste de Mosul, aprovechando la experiencia que tenían con la población civil mientras retomaban lugares como Tikrit y Ramadi.

"Siempre estás preocupado por las bajas civiles, pero esto tiene dos niveles", dijo Jeffrey a la VOA. “Uno es cuando se trata de víctimas civiles accidentales o no, pero que son tan masivas que tienen un impacto en la moral y la actitud de toda una población civil: eso es como en Aleppo, pero eso no veo que esté pasando aquí".

Ayuda militar estadounidense

Las tropas estadounidenses de la coalición liderada por Estados Unidos, oficialmente desplegadas como entrenadores y asesores, han ayudado a las fuerzas iraquíes en la ofensiva de Mosul.

En virtud de un acuerdo bilateral vigente, las fuerzas estadounidenses no están autorizadas a participar en combate. Pero a medida que la ofensiva de Mosul ganó fuerza la semana pasada, el coronel John Dorrian de la Fuerza Aérea dijo que los asesores estaban tan cerca de las líneas de frente que habían sido atacados y tuvieron que devolver el fuego.

Desde que el gobierno inició el 19 de febrero, los comandantes estadounidenses e iraquíes han descrito una feroz resistencia del Estado islámico en la que los extremistas buscan mantener su última área urbana significativa en el país.

Avance lento

Mientras la última ofensiva se desarrollaba, el experto iraquí Houchang Hassan-Yari del Real Colegio Militar de Canadá advirtió al servicio persa de la Voz de América que la densidad de la población civil en el oeste de Mosul retrasaría el avance del gobierno.

Hassan-Yari señaló que las fuerzas gubernamentales y sus socios de la coalición han impuesto restricciones a la potencia de fuego disponible para retomar los sectores occidentales "con el fin de salvar las vidas de los civiles".

Mientras tanto, las agencias de ayuda se están preparando para la posibilidad de que hasta 250.000 personas puedan huir de Mosul en los próximos días o semanas.

La agencia de refugiados de la ONU dijo estar enfocando sus esfuerzos en la construcción de nuevos campamentos para albergar a los desplazados. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ha completado ocho campamentos y dice que está planeando comenzar a trabajar en otro sitio al sur de Mosul.

Victor Beattie de VOA, y Parisa Farhadi, Babak Azma y Sara Dehghan del servicio persa VOA contribuyeron a este informe.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG