Enlaces para accesibilidad

Ex espía ruso grave tras ser envenenado en el Reino Unido


Imagen tomada de un video sin fecha que muestra a Sergei Skripal, un excoronel de la inteligencia rusa, siendo detenido por el servicio secreto ruso en un lugar no revelado.

La policía británica se apresuraba el martes para identificar la sustancia sospechosa de dejar en estado crítico a un exagente doble ruso condenado por traición en Moscú por entregar a decenas de espías a la inteligencia británica.

El principal funcionario británico antiterrorismo, Mark Rowley, dijo que los investigadores necesitaban estar “atentos al hecho de amenazas estatales” después de que Sergei Skripal, un excoronel en el servicio de inteligencia militar ruso GRU, fue hospitalizado en condición crítica.

El exespía de 66 años y su hija Yulia, de 33 años, fueron encontrados inconscientes el domingo fuera de un centro comercial en la ciudad inglesa de Salisbury tras ser expuestos a lo que la policía calificó de una sustancia desconocida. Ambos estaban en estado crítico y en cuidados intensivos.

Skripal, que entregó la identidad de decenas de espías a la agencia de inteligencia extranjera MI6 británica, recibió asilo en Reino Unido tras ser intercambiado en 2010 por espías rusos capturados en Occidente como parte de un canje al estilo de la Guerra Fría en un aeropuerto en Viena.

La policía acordona el vecindario alrededor de la casa del ex espía ruso, Sergei Skripal en Salisbury, Gran Bretaña.
La policía acordona el vecindario alrededor de la casa del ex espía ruso, Sergei Skripal en Salisbury, Gran Bretaña.

Aunque las autoridades británicas dijeron que no había un riesgo conocido para el público, la policía selló el área donde fue hallado el exespía y una pizzería llamada Zizzi, en el centro de Salisbury. Algunos investigadores usaron trajes químicos amarillos.

“Estamos hablando con testigos, tomando muestras en el lugar, haciendo trabajo de toxicología y eso nos ayudará a llegar a la respuesta”, comentó Rowley a la radio de la BBC. Agregó que la policía antiterrorista está ayudando en la investigación.

“Tenemos que recordarlo: los exiliados rusos no son inmortales, todos ellos mueren y puede haber una tendencia a las teorías de conspiración”, comentó, apuntando al asesinato de Alexander Litvinenko. “Pero de igual modo tenemos que estar atentos al hecho de amenazas estatales”.

Una investigación británica determinó que el presidente ruso, Vladimir Putin, probablemente aprobó el asesinato en 2006 de Litvinenko, un exagente de la KGB, con polonio-210 radiactivo en Londres. El Kremlin ha negado en reiteradas oportunidades cualquier involucramiento en el deceso de Litvinenko.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG