Enlaces para accesibilidad

España en desacuerdo con EE.UU. sobre ex jefe de espionaje venezolano


La acusación, enviada a la Voz de América por el Departamento de Justicia, alega que Carvajal "trabajó con terroristas y otros narcotraficantes para enviar miles de kilogramos de cocaína" a Estados Unidos. 

Durante semanas, España rechazó reiteradas solicitudes de extradición del ex jefe de espías venezolano Hugo Carvajal, buscado en Estados Unidos por cargos de narcotráfico y narcoterrorismo.

Ahora, están surgiendo los motivos de la negativa de Madrid: está cooperando en los esfuerzos de España para mediar en la prolongada crisis política de Venezuela. Documentos de la corte española dicen que Carvajal estaba operando bajo "instrucciones y órdenes de la Presidencia de Venezuela", y analistas dicen que la protección que España le está dando puede estar influenciada por su importancia como activo de inteligencia para el Servicio de Inteligencia Exterior de España (CNI).

El peso de los cargos impuestos por los Estados Unidos es considerable. La acusación, enviada a la Voz de América por el Departamento de Justicia, alega que Carvajal "trabajó con terroristas y otros narcotraficantes para enviar miles de kilogramos de cocaína" a Estados Unidos.

Los funcionarios del Departamento de Justicia de los Estados Unidos dicen que para lograr esto, trabajó con el liderazgo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias militantes de Colombia, las FARC, durante su mandato de casi una década como jefe del poderoso servicio de contrainteligencia militar de Venezuela, DGCIM.

Carvajal y sus supuestos negocios turbios han estado en el radar de Estados Unidos desde hace mucho tiempo. En 2008, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos acusó a Carvajal de ayudar a las FARC a proteger el Departamento de Arauca, en Colombia, una región conocida como centro de producción de cocaína, y de proporcionar a las FARC una identificación oficial del gobierno venezolano.

Las FARC utilizaron las ganancias de sus redes de narcotráfico para financiar su insurgencia durante décadas contra el gobierno colombiano. Estados Unidos designó a las FARC como grupo terrorista en 1997.

El Departamento de Justicia alegó además que Carvajal era miembro del Cartel de los Soles. Según la acusación, el cartel es un grupo de altos funcionarios de Venezuela que no solo cooperan con los narcotraficantes, sino que también proporcionan seguridad fuertemente armada, armas de grado militar e inteligencia para proteger algunos de estos envíos de drogas.

Después de servir bajo los gobiernos venezolanos de Nicolás Maduro y Hugo Chávez durante casi dos décadas, Carvajal desertó en febrero. En una reprimenda directa a Maduro, filmó un video expresando su apoyo a Juan Guaidó como presidente interino antes de huir del país de manera dramática.

Carvajal aseguró un bote para un viaje nocturno a la República Dominicana, evadiendo al ejército venezolano antes de abordar un vuelo directo a Madrid. Según el testimonio, los agentes de inteligencia españoles escoltaron a Carvajal desde el avión hasta un vehículo, evitando las inspecciones de inmigración y aduanas. La escolta terminó en un apartamento de lujo, alquilado por su hijo, donde Carvajal residió hasta su arresto bajo una orden de Interpol algunas semanas después.

El trato VIP de Carvajal por parte de funcionarios de inteligencia españoles indica que se está beneficiando de su cooperación previa con el gobierno español, dicen analistas. Los registros de la corte no especifican cuánto tiempo Carvajal ha estado en servicio al CNI, pero su relación precede a su llegada a España. Los registros muestran que colaboró en levantamientos fallidos y negociaciones para tratar de sacar a Maduro del poder.

Los españoles continúan viendo a Carvajal como valioso a pesar de su ruptura con el gobierno en disputa de Maduro. Como miembro del Cartel de los Soles, Carvajal estaba al tanto de información altamente confidencial sobre la participación del gobierno venezolano en el tráfico de drogas. Carvajal afirma tener información específica sobre las operaciones de lavado de dinero del grupo, incluidas las de los principales funcionarios del grupo. Lo que él sabe podría resultar importante, ya que el Departamento de Justicia de EE.UU. cree que funcionarios de alto mando en el gobierno, como el vicepresidente Tareck El Aissami, están involucrados.

El reclamo de Carvajal sobre la información, sin embargo, puede ser solo eso. No está claro qué tan involucrado estuvo con las actividades del grupo después de que terminó su mandato como jefe de inteligencia, y la información podría ser demasiado vieja para resultar útil.

Carvajal ya escapó de las órdenes judiciales de Estados Unidos. En 2011, los Países Bajos se negaron a entregar Carvajal a las autoridades estadounidenses después de detenerlo en Aruba. Carvajal fue liberado después de aceptar la afirmación de Venezuela de que el general disfrutaba de inmunidad diplomática como su cónsul designado en la isla.

España y la Unión Europea parecen estar listos para frustrar nuevamente cualquier esfuerzo de Estados Unidos para extraditar a Carvajal. El gobierno español mantiene un fuerte interés en su antigua colonia, con 200.000 personas que tienen doble nacionalidad residiendo allí. Madrid está en el papel principal de la UE en la mediación de la crisis actual en Venezuela, y estos esfuerzos tienen prioridad sobre los esfuerzos de Estados Unidos para enjuiciar a ex miembros del gobierno de Maduro

Facebook Forum

Venezolanos luchan por un mejor futuro
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:08 0:00
¿Necesidad de crear un campo de refugiados?
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:53 0:00
XS
SM
MD
LG