Enlaces para accesibilidad

Rey de España pide a Cataluña no separarse de España


El rey español Felipe VI pronunció su discurso navideño desde el Palacio de la Zarzuela en Madrid.

El rey Felipe VI aprovechó su tradicional discurso de Navidad para exhortar el domingo en la noche al nuevo parlamento de Cataluña a que renuncie a apoyar nuevas medidas para separar a la región del resto de España.

"El camino no puede llevar de nuevo al enfrentamiento o a la exclusión, que -como sabemos ya- solo generan discordia, incertidumbre, desánimo y empobrecimiento moral, cívico y -por supuesto- económico de toda una sociedad", declaró el monarca en su mensaje televisado.

El rey español pronunció su discurso cuatro días después de las elecciones parlamentarias catalanas, que resultaron en el regreso al poder de los partidos independentistas. El presidente del gobierno español Mariano Rajoy disolvió el anterior parlamento catalán después de que en octubre aprobara declarar a Cataluña como una república independiente, sin embargo vio frustradas sus expectativas de que los separatistas no recuperaran la mayoría en esa la instancia legislativa.

"2017 ha sido en España, sin duda, un año difícil para nuestra vida en común; un año marcado, sobre todo, por la situación en Cataluña", afirmó Felipe VI.

Los representantes elegidos al parlamento de Cataluña "ahora deben afrontar los problemas que afectan a todos los catalanes, respetando la pluralidad y pensando con responsabilidad en el bien común de todos", apuntó.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, acusó inmediatamente al rey de abrazar "el argumentario del PP", recalcando que "España no necesita reyes, sino servicios públicos de calidad, trabajo digno y diálogo".

En contraste, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, indicó que el mensaje de Navidad del rey a los españoles "representa" a la población, mostrándose "orgulloso" de la democracia en el país.

El último discurso televisado del rey fue el 3 de octubre, dos días después de que el gobierno de Cataluña desobedeciera la orden de un tribunal y efectuara un referendo sobre la secesión. El rey censuró con severidad al gobierno catalán y lo acusó de "deslealtad".

En su nuevo discurso, el rey mostró un tono más conciliador y reconoció que aunque España es miembro pleno de la Unión Europea "no todo han sido aciertos" en las últimas décadas.

Insistió en la recuperación de la "convivencia en el seno de la sociedad catalana —tan diversa y plural como es" para que "las ideas no distancien ni separen a las familias y amigos".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG