Enlaces para accesibilidad

Costa Rica apoya seguir analizando caso de Venezuela en la OEA


El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, en entrevista exclusiva con la Voz de América habló de seguridad, inmigración, la crisis en Venezuela y Nicaragua, y los retos que enfrenta su país.

En entrevista exclusiva con la Voz de América, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, habló de seguridad, inmigración, la crisis en Venezuela y Nicaragua, y los retos que enfrenta su país en estos momentos.

Alvarado Quesada reiteró que tiene un compromiso con la estabilidad macro-económica y democrática de Costa Rica, y dejó claro que se están tomando las medidas necesarias para hacer cambios en el país, que se podrán reflejar en un periodo de 4 años.

El mandatario costarricense indicó que su enfoque es a largo plazo y considera esencial tomar medidas concretas que llevarán a mejores resultados en el futuro, que está seguro "será exitoso".

El presidente Alvarado comunicó que aunque están trabajando en resolver los problemas, también están trabajando en temas como educación, energía limpia e infraestructura.

Aumento del Crimen

Sobre la lucha contra el crimen, Carlos Alvarado contestó que se ha notado un aumento en el crimen organizado en lugares donde hay menos educación y más desempleo, por lo tanto, su administración busca proveer mayor apoyo a estas comunidades que se encuentran en necesidad, y ofrecerles oportunidades de empleo para salir adelante y prevenir una mayor penetración del crimen.

En términos de la falta de ejército en Costa Rica, el presidente comentó que ya se están demostrando buenos resultados, "a partir de nuestras instituciones como la policía, el poder judicial y otros... (como el) servicio de Guardacostas, que no tienen que ser órganos militares para hacer cumplir la ley".

Inmigración y Venezuela

Durante la visita que cumple en Washington D.C., el recién posesionado presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, aseguró que no descarta llevar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ante la Corte Penal Internacional.

Sin embargo, también fue categórico al afirmar que lo haría en compañía de otros países del hemisferio, pues considera que una denuncia conjunta sería más efectiva ante el Tribunal internacional que encausa procesos judiciales por delitos de guerra y de lesa humanidad, y que además adjudica responsabilidades individuales, bajo cadena de mando.

No obstante el análisis de esta posibilidad, Carlos Alvarado aseguró que no hay que cerrar las vías de diálogo, y que es el escenario de la Organización de Estados Americanos, el idóneo para propiciar medidas que permitan restaurar la democracia de Venezuela.

“La fortaleza la tiene el concierto de las naciones reunidas en el Hemisferio, para señalar lo que sea mejor”, aseveró a la Voz de América, enfatizando al mismo tiempo que debe ser “el diálogo con un seguimiento adecuado pero vehemente”, el que permita hallar una solución.

Sobre la migración de los venezolanos, el presidente índicó que el gobierno de Costa Rica no tomará acciones específicas como ha hecho Chile. Sin embargo, agregó: "Si es un tema que le estamos dando seguimiento cercano en este caso, pero no un tema que amerite un cambio particular en las políticas que como país hemos sido consistentes en mantener."

El presidente Alvarado si comentó que "defenderán los valores democráticos".

Dijo además que Costa Rica, "impulsa una migración ordenada, registrada, legal y segura", y con la ayuda de avances tecnológicos para mejorar los registros de pasaportes, lo cual sería algo positivo para la inmigración en general.

OEA el conducto apropiado para la crisis de Nicaragua.

Si bien el mandatario Alvarado fue enfático en manifestar su preocupación por las muertes de las últimas semanas y por las manifestaciones violentas que aún azotan a Nicaragua, también señaló que no es catalogando a Daniel Ortega como dictador, la forma cómo se hallará una solución para la crisis en esa nación.

En cambio, el mandatario costarricense reiteró que es el escenario de la OEA, el apropiado para buscar salidas a la crisis. Específicamente, abogó por “que se llegue a resoluciones claras bajo un cronograma” y que se acaten las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que ya ha visitado al país.

Desde su posición geográfica como vecino de Nicaragua, el presidente Carlos Alvarado destacó la trascendencia de la relación entre ambas naciones, por la complejidad de sus relaciones en todos los ámbitos y la sinergia que une las profundas raíces que han establecido sus pueblos, incluso, en el ámbito emocional.

Por eso, aseguró a la Voz de América, el presidente Carlos Alvarado, reducir las dificultades fronterizas que han enfrentado a ambas naciones en el Tribunal Internacional de la Haya, es “no dimensionar toda la complejidad” de la relación entre Nicaragua y Costa Rica.

Costa Rica al Mundial

No se podía dejar de preguntar al presidente Alvarado sobre lo que piensa del equipo de Costa Rica rumbo al mundial. El mandatario dijo que antes que el equipo partiera del país, los alentó diciendo que, "cuando uno da lo mejor de sí, uno se vuelve imbatible, independientemente de que se gane o pierda".

Alvarado cumple en Washington D.C. su primera visita, tras posesionarse hace poco más de un mes como presidente de Costa Rica. En Estados Unidos, el mandatario tiene en la mira lograr apoyo para la lucha contra algunos de los mayores retos que enfrenta su administración, como son la crisis fiscal, y el creciente fenómeno de la criminalidad, ligado a la filtración del narcotráfico en su territorio.

Colaboración: Silvia García

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG