Enlaces para accesibilidad

¡Si escribes a Santa Claus te responderá!


Santa Claus recibe anualmente cerca de 25.000 cartas que el Servicio de Correos de Estados Unidos se asegura que lleguen a la dirección correcta.

Un pueblo de Indiana 6.000 kilómetros al Sur del Polo Norte responde las cartas que envían a Santa Claus niños y adultos de todo el mundo.

Cada Navidad niños de todo el mundo escriben cartas a Santa Claus, Papá Noel o el Viejito Pascuero. Y aunque las cartas nunca llegan al Polo Norte, sí las recibe Santa Claus...un pueblo en el estado estadounidense de Indiana ubicado unos 6.000 kilómetros al sur del Polo Norte.

Los residentes de Santa Claus son los duendecillos que asisten al personaje con el que sueñan los pequeños en Navidad. Cada año, esos voluntarios reciben cerca de 25.000 cartas dirigidas a Santa Claus, que el Servicio de Correos de Estados Unidos se asegura de enviar allí, no importa si la dirección esté bien escrita o nó.

Ed Rinehart, el jefe de los duendecillos de Santa dice de las cartas: "Llegan en el correo y lo único que tienen en el sobre es Santa; o Santa, Polo Norte. Algunas están dirigidas "Al Tipo Con El Enorme Traje Rojo". Otras veces, las cartas llegan sin estampilla, solo con una calcomanía en la esquina del sobre".

James Martin, Jefe de Correos de Santa Claus, Indiana, comenzó a responder cartas en 1914.
James Martin, Jefe de Correos de Santa Claus, Indiana, comenzó a responder cartas en 1914.

Pat Koch, una duende supervisora dice que los voluntarios responden todas las cartas, y han venido haciéndolo por más de un siglo. "Lo que sabemos es que el correo comenzó en 1914 a responder cartas que los niños escribían".

El jefe de Correos de Santa Claus, James Martin, fue quien comenzó a responder las cartas de los niños en 1914. Pero para 1930, la tarea era demasiado grande para él solo.

Cuando el padre de Pat se enteró, organizó a veteranos militares locales de la Legión Americana, religiosos del área y estudiantes de secundaria que recibían clases de mecanografía, para que sean los primeros duendecillos que respondían cartas.

Pat misma comenzó a ayudar una década después. Por estos días, los duendecillos envían uno de cuatro formatos de cartas con mensajes positivos sobre compartir, ser bueno y ayudar a los demás.

"Nunca prometemos nada y nunca regañamos por nada, solo alentamos", dice Pat, quien agrega que cada carta es individualizada. "Así los niños reiben la carta con su nombre y tiene algo personal", agrega.

Aunque ellos tratan de responder a todas las cartas, a muchos duendecillos les entristece que algunas misivas no traen dirección de remitente. Un equipo de duendes investigadores trata de averiguar la zona postal dónde fueron depositadas las cartas, pero algunas veces eso no es suficiente.

Por eso, alientan a los padres a revisar siempre que las cartas a Santa Claus tengan dirección de remitente antes de ser enviadas. Para recibir una respuesta de Santa para la Navidad, las cartas deben llegar máximo hasta el 21 de diciembre, así los duendecillos asistentes de Santa Claus podrán responderlas, aunque podrían llegar un par de días tarde.

Residentes de Santa Claus, Indiana, responden miles de cartas de todo el mundo, agregando una nota personal en cada una.
Residentes de Santa Claus, Indiana, responden miles de cartas de todo el mundo, agregando una nota personal en cada una.

La dirección a la que se debe enviar las cartas a Santa Claus es:

Santa Claus Museum

P.O. Box 1

Santa Claus, IN 47579

Las cartas a Santa llegan todo el año, pero la mayoría llegan en noviembre y diciembre. Ed Rinehart cree que han llegado de todos los países.

Este año, los hatchimals (un juguete electrónico que viene dentro de un huevo plástico), iPhones, mascotas bebé y potrillos son los regalos más requeridos por los niños, pero hay muchos adultos que escriben también.

Jóvenes de China piden ayuda para salir bien en exámenes o para entrar a la universidad. "Tenemos algunos adultos que piden un anillo de diamantes o un esposo", dice riendo Rinehart. "Hemos tenido adultos que piden sanarse", agrega.

Las cartas que responde Santa traen un sello postal especial de Navidad.

En un día promedio, Rinehart lleva miles de cartas al Correo donde les pone el Sello de Santa Claus que es especialmente diseñado cada año por un estudiante de una secundaria local.

Los duendecillos que ayuda a Santa Claus nunca soñaron que su buena acción les atrajera tanta atención. Pese a las sugerencias de que la gente pague por las cartas de Santa, ellos siguen firmes en su compromiso de continuar respondiendo sin cobrar un centavo.

Como dice Pat Koch: "Todo lo que sucede, sucede porque hay gente buena que cree en el verdadero espíritu de la Navidad y en el verdadero significado de Navidad".

Erika Celeste, VOA

Su opinión

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG