Enlaces para accesibilidad

Futuro del plan sobre calentamiento global de Obama en la encrucijada

  • Voz de América - Redacción

Un minero en un túnel en Gilbert, West Virginia, donde las medidas del gobierno de Obama han golpeado la economía de la zona.

Procuradores generales demócratas en 15 estados más cuatro ciudades y condados enviaron una carta a Trump pidiéndole que preservara el Plan de Energía Limpia de Obama

Dos semanas después de que funcionarios de dos docenas de estados pidieran al presidente electo republicano, Donald Trump, que eliminara uno de los planes insignia del presidente demócrata Barack Obama para frenar el calentamiento global, otro grupo de funcionarios estatales está instando a Trump a salvarlo.

Los procuradores generales demócratas en 15 estados más cuatro ciudades y condados enviaron una carta a Trump pidiéndole que preservara el Plan de Energía Limpia de Obama, anunció el jueves el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman.

La carta fue una refutación a una enviada este mes por funcionarios republicanos de Virginia Occidental y otros 21 estados y demócratas de los estados productores de carbón de Kentucky y Missouri instando a Trump a emitir una orden ejecutiva el Día 1 declarando ilegal el Plan de Energía Limpia y prohibiendo que la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos lo haga cumplir.

El Plan de Energía Limpia tiene como objetivo reducir las emisiones de dióxido de carbono en las centrales eléctricas existentes, la mayor fuente de contaminación del país, en alrededor de un tercio para 2030. Los opositores dicen que la Agencia de Protección Ambiental carece de autoridad para implementar las reglas. El plan ya es objeto de una lucha legal.

Trump ha calificado de “engaño” a la ciencia que demuestra el cambio climático. Su escogido para dirigir la EPA, el Fiscal General de Oklahoma, Scott Pruitt, ha demandado a la agencia repetidamente para detener su agenda climática incluyendo las normas sobre centrales eléctricas de Obama. Y su nominado para dirigir el Departamento de Energía, el ex gobernador de Texas Rick Perry, ha cuestionado la ciencia del clima mientras promovía el uso de energía generada por carbón en Texas. Pero en una entrevista televisada este mes Trump dijo que tenía "todavía la mente abierta" sobre la ciencia del cambio climático.

Schneiderman dijo que estados como Nueva York están "en la vanguardia del cambio climático" y han demostrado cómo reducir la contaminación y las emisiones protegiendo al mismo tiempo la electricidad asequible y confiable, creando empleos y creciendo la economía.

"El Plan de Energía Limpia se basa en ese trabajo exitoso y es un modelo para la acción crítica necesaria para combatir los devastadores impactos ambientales, económicos y de salud pública del cambio climático", dijo.

Bajo el Estándar de Energía Limpia del gobernador demócrata, Andrew Cuomo, establecido este año, el 50 por ciento de la electricidad del estado de Nueva York debe provenir de fuentes de energía renovables como el viento y la energía solar para 2030. Nueva York y otros ocho estados forman parte de la Iniciativa Regional de Gases de Efecto Invernadero Cap-and-trade que ha reducido las emisiones de dióxido de carbono de la generación eléctrica en la región en un 40 por ciento respecto a los niveles de 2005.

XS
SM
MD
LG